CUENTA ATRÁS PARA LA GRAN NOVEDAD

martes, 26 de julio de 2011

Barrett Ruud: el debate eterno


En unos días se podría dar por acabado un debate que lleva años instaurado en Tampa: Barrett Ruud. El debate es simple, no tiene complicación. Pero está provocando un verdadero cisma entre la afición de los Bucs que podría llevar a Ruud a querer marcharse del equipo. Así es. Rick Stroud, que cubre la información de los Bucs en el St. Petersburg Times, dice que cree el jugador está cansado del debate. Pero siempre debemos poner esta información bajo cuarentena ya que el fanatismo por este jugador ha llegado incluso a la prensa. Pero, realmente, cual es este debate?

Como he dicho antes, es simple: ¿deben traer de vuelta a Ruud o dejarlo marchar?. Pero detrás de esto hay todo un mundo. Un mundo que explica todo este amor-odio que está viviendo el Linebacker. Vamos a ponernos en situación. Ruud lleva cuatro años siendo el MLB titular de los Bucs. En estos cuatro años siempre ha pasado del centenar de Tackles por campaña, alcanzando su máximo el año pasado con 142. Además acumula cinco sacks en toda su carrera (dos de ellos este año), seis intercepciones (una este año) y seis fumbles forzados (dos este año). Pero más allá de los datos, qué hay?

Qué argumentan los que están en contra de la renovación de Barrett Ruud?
Sí, acumula muchísimos placajes. Pero la mayoría son a siete u ocho yardas downfield. Lo que significa que no es un Linebacker físico. No sabe ir al contacto y muchas veces se ve arrollado por el Running Back contrario con suma facilidad. Le culpan de la gran mayoría de los males de la defensa contra la carrera. Otro aspecto en contra de Barrett es su nula capacidad para deshacerse del bloqueo contrario. En muchas ocasiones Ruud entra en blitz pero no consigue llegar al QB rival.

Qué argumentan los que están a favor de la renovación de Barrett Ruud?
Es el QB de la defensa. Ésta es la frase que más utilizan los defensores a ultranza del de Nebraska. Además, reconocen los argumentos como que no es un LB físico pero lo compensan diciendo que es un LB muy inteligente. Que sabe reconocer las jugadas. Además dicen que la defensa de Tampa Bay es especial, no necesita un MLB que entre en blitz o que sea una máquina de hacer tackle for loss. Un Ray Lewis. Dicen que la Tampa 2 necesita a unos LB muy rápidos y competentes en el juego aéreo. Y él lo es.

Pero, realmente, digan lo que digan los fans y la prensa los que finalmente acaban decidiendo son Mark Dominik y Raheem Morris. Debido al lockout y a la gran labia de Morris poco se ha podido saber del tema pero se puede ir deduciendo por donde van los tiros. La temporada pasada Ruud solicitó un contrato de larga duración. Los Bucs se lo negarón y se lo dieron al LT Donald Penn. Lógicamente, eso no gustó al jugador. Ahora, la incorporación de Mason Foster (tercera ronda del Draft de 2011) y la de Tyrone McKenzie hacen dudar de la continuidad de Ruud. Éste último fue a Nebraska a visitar a Barrett para que le enseñase cómo cantar las jugadas y el playbook defensivo. Es decir, McKenzie parece que, pese a llegar el año pasado a finales de temporada, está ejerciendo de líder y quiere ser él el supuesto sustituto de Ruud. Pero no está sólo, Foster viene de la Universidad de Washington y es una auténtica máquina de placar. Lo que parece claro es que se está buscando un sustituto a corto o largo plazo para él.

Mi visión personal es un poco más tolerante. Estoy de acuerdo con la mayoría de argumentos que se utilizan en contra y a favor de Ruud. Esta temporada lo he visto siendo arrollado por Chris Ivory, rookie de los Saints, y realmente dió verguenza ajena. Pero también lo he visto haciendo grandes jugadas que han cambiado el rumbo del partido. Veo factible que se quede una o varias temporadas para ir enseñando a Foster o McKenzie y en un futuro darle el relevo. Hay vida con o sin Ruud pero para mí debería quedarse.

En unos días se sabrá la respuesta y el eterno debate seguirá. Con Ruud jugando en Tampa o en otro equipo. ¡Eso es lo de menos!

dgaliana.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario