CUENTA ATRÁS PARA LA GRAN NOVEDAD

martes, 26 de noviembre de 2013

Recap: Lions 21-24 Buccaneers

Segunda edición de 'Recap' en Buccaneers en español llega en un gran momento de los de Florida. Los Bucs suman su tercera victoria seguida (se colocan 3-8) ante un rival duro, aspirante a campeón de división (NFC Norte), y lejos de Tampa. Justo lo que necesitaba Schiano, ¿no? Sí, pero quizá la forma de ganar no fue del todo redonda para afirmar que Tampa Bay está aquí (ocho partidos tarde, pero está aquí).

La defensa jugó un papel fundamental en la victoria.

El oportunismo da la tercera victoria seguida a Tampa Bay

Cuatro partidos jugando a un gran nivel. Así llevan los Bucs desde la debacle en Seattle. Esos primeros 28 minutos en Qwest Field en el que se colocaron 21-0 parece que mostraron al equipo lo que podían hacer. Ganar a equipos complicados en campos complicados, justo lo que sucedió este último fin de semana. La visita de los Bucs a Detroit era una L marcada en el calendario allá por Septiembre. Viendo el panorama, también lo era en Octubre. Y, para no variar, en Noviembre. Aún así, por un capricho del destino, quizá, ha decidido que Tampa Bay se enfrentase a los peores Falcons en años o unos Dolphins que se estaban autodestruyendo con el caso Martin-Incognito. Esas dos victorias e, insisto, el primer tiempo en Seattle han hecho que Tampa Bay se esté acostumbrando a la sensación de dominar y ganar tal como ha dicho Gerald McCoy recientemente. 

Pese a todo, esa sensación de dominar no se sintió en Detroit. Los Bucs jugaron a ser oportunistas en defensa y efectivos en el ataque aéreo para imponerse en un partido que Matthew Stafford tiró por la borda de la manera más bizarra posible. Hasta cuatro intercepciones lanzó el QB de Lions dos de ellas con grandes oportunidades de anotar. Esto hizo que pese a las ventajas, como mínimo en las estadísticas, que disfrutaba Lions se vieran inútiles. Vamos a ver:
  • First downs totales: Buccaneers 10-25 Lions.
  • Yardas totales: Buccaneers 229-390 Lions.
  • Tiempo de juego: Buccaneers 26:38-33:22 Lions.
  • Turnovers: Buccaneers 0-5 Lions.
Las diferencias entre Buccaneers y Lions, además de los first downs, yardas totales o posesión, estuvo en la forma de tratar el balón. Cosa que, al final y como suele ser, fue definitiva. Los cinco turnovers de los Lions provocaron ese déficit de tres puntos en el marcador. Dos de esos turnovers sirvieron para que los Bucs anotaran 10 puntos. Detroit regaló un partido que pudo haber ganado con facilidad aún con Revis lesionado toda la segunda parte y Rian Lindell con 1-3 en field goals.

En defensa se notó el motor continuo de Gerald McCoy y Adrian Clayborn, al cual se le ha criticado en exceso según mi opinión. Dos sacks ante una de las líneas que protege mejor a su QB (sorprendente con el historial de los últimos años) es un buen balance. Dejadme hablar aquí un poco de Da'Quan Bowers. Ayer @gregauman (must follow) tuiteó los snaps de los defensive ends. Clayborn con 66 fue el que más jugó, Te'o-Nesheim y el rookie Gholdson se repartieron snaps en el lado izquierdo con 36 y 35 snaps respectivamente seguidos de Da'Quan Bowers con 18. ¿De verdad? Es decir, al principio de temporada dejas marchar a tu mejor DE por un dinero perfectamente asumible porque confias en un chico que se lo marcó un año en college. Pones de titular a ese chico pero ni siquiera en pretemporada ves que puede ser un jugador para disputar todos los snaps y ahora le das menos snaps que el rookie de cuarta ronda. Suena jodidamente bien.

El ataque funcionó a rachas. Bobby Rainey vio la defensa de Lions muy de cerca y tuvo un partido muy discreto con 18 carries para 35 yardas. Por lo tanto, el que llevó el peso del ataque es nuestro querido Flamenco manejando bien la pelota y encontrando en numerosas veces a Tim Wright y Tiquan Underwood. Este último se apuntó su primer partido con dos touchdowns más 108 yardas.

En resumen, Schiano le debe estar eternamente agradecido a Stafford si finalmente acaba salvando el puesto. 

MVP del partido:
Tiquan Underwood
3 recepciones para 108 yardas
2 touchdowns
1 pelazo de cojones

También contemplados: Danny Gorrer, Lavonte David, Mike Glennon.

#SíndromeSchiano

En tuiter hemos acuñado el término #SindromeSchiano para definir el sentimiento ante esta especie de comeback que está protagonizando el equipo de Schiano. Medio en coña, medio en serio. Hace unas semanas dije que Tampa tenía un tufo pro-Schiano curioso, pero ahora está llegando a nuestro cerebros de forma irremediable. Si dentro de ese coraçao bucanero que tienes, en realidad, esperas que cada semana los Bucs ganen y hagan una buena actuación... no hay vuelta atrás. Lo tienes. El #SíndromeSchiano se ha apoderado de tí. Acabarás adorando la forma de lanzar los pañuelos rojos, te encantará joder el kneel-down en el Madden o incluso creerás que es una injusticia que salga George Clooney en el anuncio de Nespresso y no Greg Schiano. Fanatismo, idiotismo, coña, esperanza, palotismo... no se sabe muy bien porqué, pero viendo el equipo, acabas confiando en el coach. Ves como después de tres victorias la gerencia dice que siempre han tenido fe en él o como McCoy dice que nunca han dudado de él y que seguirán por este camino. ¿Oportunismo? No lo dudéis. Pero para mi ganar siempre es bueno. Quizá perderemos los cinco siguientes partidos, quien sabe. Pero, a día de hoy, Schiano tiene la opción real de quedarse en Tampa Bay.

Es realmente curioso. Schiano ha tardado ocho partidos en saber manejar el equipo. Pero, cuando en su propio show de radio le daban palos hasta el atardecer, dijo "cuando empecemos a ganar, no pararemos." Y madre mía, está pasando. El de Detroit era un partido importante para él. Un equipo serio, con aspiraciones, en su casa. Una victoria que hace pensar en su nueva forma de entrenar y manejar al equipo, con mucha más participación de los jugadores, puede estar funcionando. El partido en Carolina será un gran test para el estado de forma de los Bucs.

Aún así, como he dicho antes, puede ser que apretar la tecla correcta ocho partidos después es demasiado tarde pero quien sabe. ¿Habrá llegado el #SíndromeSchiano a los Glazers? Desde luego ha llegado lejos porque hasta en NFL.com creen que se merece otra oportunidad. Señores, es real. Y peligroso.

#FlamencoÉlite

Como somos así de originales y tenemos un hashtag para todo, Mike Glennon no se queda sin. El juego del rookie está siendo muy superior a lo esperado. Está mostrando una seguridad en el pocket y con el balón que está ayudando a Tampa Bay a ganar partidos. El mass media deportivo nacional ya se está haciendo eco de sus actuaciones, entre ellos Peter King, y la mayoría duda si Tampa Bay escogerá a un nuevo QB el año que viene. Desde luego, Flamenco como mínimo se está mereciendo ser tenido en cuenta, esté Schiano o no. Como cada semana sigue rompiendo récords y ha sido nominado por segunda semana consecutiva al Rookie de la semana.
  • Mejor rating de un rookie en la historia de la franquicia: 138.4. Curiosamente el segundo (ATL, 137.5) y tercero (SEA, 123.1) también es él.
  • Ha lanzando al menos un touchdown en cada uno de sus ocho primeros partidos como Buccaneer y ya tiene el récord de la franquicia por lanzar 13 siendo rookie. 
  • Su ratio TD/INT es de 13/4, lanzando sólo una intercepción en los últimos seis partidos.
  • Es el noveno mejor rating para un QB en la NFL con 91.6. El rookie más cercano es E.J. Manuel pero es 24º.
La situación está así. Glennon haciendo méritos por ser el QB de futuro en Tampa. Veremos si finalmente Flamenco lo consigue.

Con todo este panorama nos encontramos fuera del top-5 en el próximo draft. Aquí lo tenéis, gracias a NFLhispano.com. Sorprendente ya que antes de conseguir la primera victoria Tampa era el primer pick global. Veremos dónde estamos la semana que viene despues de ese partidazo en Carolina. Nos leemos.

¡Hasta la semana que viene!

domingo, 24 de noviembre de 2013

La Previa: Una tercera victoria es posible

DUELO EN DETROIT


Week 12: Tampa Bay Buccaneers at Detroit Lions - Domingo 24/11/13 - 01:00 ET



De forma increíble, han cambiado mucho las cosas. Ahora parece que somos un equipo. Pero sólo parece, porque realmente somos los mismos, dirigidos por el mismo. ¿Han podido cambiar tanto dos victorias? No lo sé, pero el caso es que hoy nos enfrentamos a los Lions en la desolada ciudad de Detroit, y tenemos posibilidades de ganar.


Tres claves para ganar/perder el partido:

Megatron vs. Optimus Prime: Ese duelo, marcará el devenir del partido. Si Detroit se ve forzado a pasar, buscará a su Megatron. Pararle es clave.

Glennon y sus (des)aparecidos receptores. Ahora sí, nos comemos las palabras y hay receptores, al menos los hubo el otro día. veremos hoy.

Romper la defensa con la carrera: Bobby, tendrá un duro matchup. Si consigue la linea ayudarle, podremos causar un timing bueno para poder con los Lions. 


Los Duelos:

Tampa Bay contra el pase de Detroit:  Megatron vs. Optimus Prime.  (si, otra vez). Tan sencillo como eso. Calvin Johnson contra Darrelle Revis. Y para eso tenemos a Revis. Para crear una isla contra este tipo de receptores.   Ganador: Empate.

Tampa Bay contra la carrera de Detroit: Nos enfrentamos a un viejo conocido aquí Reggie Bush, siempre nos ha hecho mucho daño. Pero este año, creo que nuestra linea puede perfectamente contra ellos.  Ganador: Tampa Bay.

Detroit contra el pase de Tampa Bay: La llegada de Mike Glennon ha hecho consolidar un juego perdido aéreo. Los Lions permiten 238.8 yardas por el aire (la número 30 de la liga). Y Ndamukong Suh, sólo lleva 4,5 sacks en la temporada.  Ganador: Tampa Bay.

Detroit contra la carrera de Tampa Bay: Bobby te necesitamos otra vez. Pero esta vez, tenemos al DT Nick Fairley, al los LB´s DeAndré Levy y a Stephen Tulloch enfrente, creo que demasiado para el chaval. Aunque los mismo nos sorprende de nuevo Ganador: Detroit.

En definitiva, un partido posible, pero complicado de ganar. Creo que podemos sumar nuestra tercera victoria, encaminar el rumbo, pero quizá sólo sea el optimismo resultante de una borrachera de dos victorias.

Nuestra quiniela (text version):
------------------------------------------------------------------Buccaneers--------Lions
Dani Galiana:  @dgaliana--------------------------------------..-----------------..
Cristian Bareto: @fleder----------------------------------------..----------------..
Javier G.G Lubchenko: @JavierG34----------------------------41----------------20
Alfonso Colmenar: @StendhalSpain--------------------------23---------------21



Y por supuesto, este es nuestro magnífico staff en twitter: 
Bucs en Español: @Bucs_Es
Dani Galiana:  @dgaliana
Cristian Bareto: @fleder
Javier G.G Lubchenko: @JavierG34
Alfonso Colmenar: @StendhalSpain

Cualquier ayuda, colaboración, opinión o sugerencia será bien recibida. Go Bucs!!

martes, 19 de noviembre de 2013

Recap: Buccaneers 41-28 Falcons

Otra más. Tampa Bay ganó su segundo partido ante un rival directo por las posiciones del Draft y lleno de bajas. En este post, como será habitual de ahora en adelante analizaremos en profundidad lo que nos dejó el partido y sus consecuencias. Comienzan los 'Recap' en Buccaneers en español. Bienvenidos sean.


 
Gerald McCoy fue imparable para la línea ofensiva de Falcons.

Tampa Bay pasó por encima de Atlanta

Poco a poco nos vamos acostumbrando a esta sensación de ganar. Eso que llaman ahora #palotismo. El pasado partido fue uno de esos donde las cosas se pueden torcer de mala manera si encadenas varios errores tontos. Y los equipos mediocres siempre cometen errores de ese tipo. Esta vez los Bucs no fueron el equipo mediocre.

Tampa Bay hizo un encuentro casi perfecto en la primera mitad. Gerald McCoy, con su mejor partido como Buccaneer, paró a Atlanta en los inicios del partido en un drive que se acercaba peligrosamente a la End Zone. Dos sacks seguidos y otro en momentos posteriores (tercer DT de la franquicia que consigue tres sacks) del partido confirman que su estado de forma es bestial y que seguramente sume su segunda Pro Bowl este año. Con el gran despliege defensivo por parte de los Bucs, Falcons sólo podía anotar por medio de FGs lejanos (46 y 49 yds). Como siempre, la defensa estaba tirando del carro. Pero en esta ocasión el ataque se sumó a la fiesta. 
Brian Leonard sería el sustituto de Mike James. El rookie deslumbró ante Seahawks con un auténtico partidazo y se lesionó tras un buen primer drive contra Dolphins. Sabemos de la experiencia de Brian Leonard como RB especialista en tercer down pero teníamos la intriga si podría llevar el peso del partido. No fue así. Tal como dijo Greg Schiano, Brian Leonard y Bobby Rainey se repartirían el tiempo de partido. Bueno, al menos al principio. Schiano al ver el estado de gracia de Rainey éste acabo con 30 carries por 4 de Leonard. Así, Rainey acabó como featured back y Leonard como lo que es: 3rd down back. En ataque, Bobby Rainey no fue el único que brilló. Vincent Jackson, criticado por un servidor y @JavierG34, dejó de soltar balones y Mike Glennon supo buscarle. Con este panorama VJax (165 yds, 1 TD) acabó con otro gran partido ante Falcons y Flamenco (20 de 23, 231yds, 2 TD) está haciendo dudar a muchos aficionados si es necesario draftear a un QB.

Así, el resultado al medio tiempo era de 28-6. La duda sobre la respuesta del equipo en la segunda mitad era una incógnita. ¿Habría bajón como las dos últimas semanas? No, no lo hubo. Greg Schiano siguió apretando el pedal del acelerador hasta bien entrado el último cuarto. En el mismo momento en que Atlanta puso a sus suplentes dentro del campo. Aún así, se vieron errores del pasado. El equipo acumuló 11 penalizaciones para 121 yardas. Muchas de ellas en jugadas totalmente evitables. Además con la defensa suplente en el campo, los Falcons anotaron 15 puntos en cuestión de minutos. No es una gran forma de demostrar al coach que puedes jugar en el equipo. Pese a todo, partido casi redondo de los Buccaneers con el que suman una nueva victoria.  

MVP del partido

Bobby Rainey 
30 carries para 163 yardas (5.4) y 2 TD
2 recepciones para 4 yardas y 1 TD
0 de 1 pases intentados

También contemplados: Vincent Jackson, Gerald McCoy y Mike Glennon.

Greg Schiano aguantando el tipo


Estas dos victorias le han como agua de mayo a Greg Schiano. Lo que necesitaba esta afición y este equipo era ganar un partido para crear una dinámica positiva. No es casual que hayan empezado a salir algunas voces que hablan de la continuidad de Schiano, cosa que hace un mes era impensable. Todos recordamos las pancartas que inundaron el partido contra Panthers o los postes informativos que alquiló la emisora de radio local para propagar el "Fire Schiano" por toda la ciudad de Tampa. Curiosamente, las webs que estaban pidiendo la cabeza de Schiano ahora hablan de una recuperación. Estáis viendo lo que han provocado dos victorias seguidas. 

Lo hemos dicho muchas veces. Los Glazers no son de echar a alguien en mitad de la temporada. No ha pasado. No va a pasar. Y es posible que hayan dado en el clavo. Es un hecho que Schiano ha perdido los primeros ocho partidos de la temporada y que ahora empieza a ganar. Pero la sensación que transmite desde fuera es que el mismo Greg ha cambiado su forma de entrenar. Seguramente viendo que los métodos de represión que utilizaba (como dijo el exBuc Michael Bennett con más o menos acierto: "parece Cuba") no eran útiles para conseguir la victoria, ahora ha pasado a entrenar de una forma mucho más relajada. Con un playcalling puñetero con muchas jugadas de pillería de high school o college. Con unos Special Teams que aportan más que tres puntos o buena posición de campo. Con una defensa que provoca turnovers. Y con un ataque que encuentra RBs de las piedras. Nuestro colaborador @JavierG34 comentó sobre este aspecto. La victoria contra Dolphins parece que ha servido para ver un Schiano que ha encontrado la forma de llevar al equipo. No sabemos si es demasiado tarde o sólo es algo pasajero. Pero lo que hace un mes se veía como obvio, la salida de Schiano del equipo, ahora es una duda. 

Earnest Byner, el hombre

Y todo el mérito de esta temporada, pase lo que pase, se lo lleva este hombre. Es el coach de RBs de Tampa Bay y su trabajo está siendo bestial. Gran parte del éxito de los corredores en los Bucs es gracias a él. No me las voy a dar de entendido como algunos y voy a sacar de nuestra adorada wikipedia algunos datos que os puede esclarecer la grandeza de este coach.

Byner fue fullback en la universidad de East Carolina por allá principios de los años 80. En el 98 le incluyeron en el Hall of Fame de la universidad y fue pickeado por los Cleveland Browns en décima ronda en el 84 para acabar su carrera en el 97 en los Baltimore Ravens. Fue un jugador muy productivo y tiene en su haber dos Pro Bowl y la Super Bowl XXVI. Un año después de su retirada se inició en el coaching para entrenar a los Titans en la temporada espectacular de Chris Johnson (CJ2K) y a Jaguars con Maurice Jones-Drew. En 2012 aterrizó en Tampa Bay de la mano de Schiano para manejar al duo Martin-Blount.

No es de sorprender el éxito del coach. Entrenó a Chris Johnson en su mejor temporada y casualmente nunca ha vuelto a ser el mismo. Ahora en Tampa está sacando lo máximo de cada corredor. El año pasado Doug Martin fue a la Pro Bowl con una temporada absolutamente brutal. Pero lo mejor está siendo este año. Mike James, que era el sustituto de Doug Martin, corrió como quiso en casa de la mejor defensa contra la carrera, Seattle, hasta que se lesionó. Jeff Demps tuvo pocas oportunidades de mostrar su rápidez pero cuando lo hizo, deslumbró. Y ahora el éxito de Bobby Rainey es evidente. Todos y cada uno de estos corredores tienen un punto de conexión y es Earnest Byner. Para evidenciar, una vez más, lo importante que es tener un coach competente. 

Well done, mister Byner.

#FlamencoÉlite

Voy a traducir el principio una de las entradas del blog oficial de los Buccaneers pero realmente recomiendo esta otra entrada titulada 'Stat Shots: Bucs-Falcons' como ejemplo del partido de Glennon y los demás jugadores. 
Considera unos números sin un nombre atado y que puedes definirlos de manera tajante de "élite". "QB A" lanza 23 pases, completa un total de 20, lanza para 231 yardas y un par de touchdowns, no es interceptado y recibe un par de sacks bastante insignificantes después de que su equipo se ponga a cuatro touchdowns arriba. El número de rating pasador es de 137.5, la decimotercera mejor marca de la NFL 2013 detrás de grandes actuaciones como las de Tom Brady, Drew Brees, Aaron Rodgers y Peyton Manning. Ese QB A es Mike Glennon.

De tal manera define el blog oficial de Tampa Bay la actuación de Glennon ante Falcons. Poco menos que un partido perfecto y brillante en cuanto a estadísticas. Números de élite. Números de jugador que empieza a ser contemplado como posible QB franquicia. Y que además está rompiendo récords de la franquicia. Cosa que hace ilusión pero que también hizo Freeman y ya sabemos donde está. Vamos a enumerarlos:
  • Mejor rating pasador de un rookie para la franquicia en el que curiosamente él está en segundo lugar (partido ante Seattle, 123.1).
  • Mejor porcentaje de completados de la NFL (!) en 2013 (87%) superando a Peyton Manning (2) y Phillip Rivers (3,4 y 5).
  • Segundo mejor porcentaje de pases completados para un QB de la franquicia, no sólo rookies. Superado únicamente por Vinny Testaverde. 
  • Los 11 touchdowns de Glennon es la mayor marca para un rookie de la franquicia. 
Como vemos, Glennon está jugando a un gran nivel. Con errores de rookie, desde luego. Pero sus actuaciones están haciendo pensar a más de un aficionado sobre su continuidad a las riendas del ataque y la no elección de un QB en las rondas altas del Draft. Veremos. Para empezar, Flamenco debe mantener el nivel. Con esto conseguiría dos cosas. Quizá salvar al coach que le eligió y por ello seguiría siendo el QB titular del equipo. Y la otra, si en todo caso Schiano no siguiese, el próximo entrenador podría contemplarle como opción de QB titular. O incluso en cualquier otro lado. 
Lo cierto es que parece que el cambio de Freeman se demuestra cada vez más que fue acertado. Las maneras fueron de todo menos bonitas. Pero la titularidad de Glennon ha dado al equipo una seguridad que anteriormente con Freeman no había. Si Mike sigue mejorando, quizá y solo quizá, tenemos QB para el año que viene.

La próxima semana viajamos a Detroit para jugar contra Lions. Partido que nos mostrará en qué estado está actualmente la franquicia. ¿Seguirá Bobby Rainey corriendo igual?, ¿Mike Glennon con números similares?, ¿Darrelle Revis parando a Calvin Johnson?, ¿tercera victoria seguida?... muchos interrogantes y un partido. 

Hasta la semana que viene. 
¡GO BUCS!


domingo, 17 de noviembre de 2013

La Previa: Contra los Falcons (Segunda Parte)

DUELO DE CANDIDATOS 

AL #1 DEL DRAFT


Week 11: Atlanta Falcons at Tampa Bay Buccaneers - Domingo 17/11/13 - 01:00 ET



La pasada semana ocurrió algo increíble hasta ahora... Ganamos un partido. O mejor dicho, no lo perdimos en el último instante. No quiero ser oportunista, pero es verdad, y aquí se ha dicho en varias ocasiones (sin entrar en temas de falta de lógica del scheme de Schiano), que más que ganarnos los partidos, hemos sido nosotros mismos los que nos ha encantado perderlos en el último minuto.

Es verdad que nos enfrentamos hace un mes, nos ganaron en su campo. Ahora se enfrentan en el Raymond James, y tenemos que devolverles la moneda. No nos enfrentamos ante unos Falcons especialmente espectaculares, como cabría pensar a principio de temporada, su balance de 2-7 lo demuestra. De hecho, están a una derrota de luchar por el #1 del Draft.

Tres claves para ganar/perder el partido:

Parar a Harry Douglas. La última vez que nos enfrentamos, fue el jugador del partido, el que nos hizo un verdadero siete. A pesar de estar listado como Questionable, es muy posible que pueda jugar. Parar ese desborde de ataque, unido a los pases para Jaquiz Rodgers, delimitarán la victoria o la derrota.

Glennon y sus desaparecidos receptores. No sé por qué razón, pero no tenemos receptor de referencia, lo que era Mike Williams, ahora está IR, V. Jax desaparecido a veces. Eso no es bueno, máxime para un QB que aunque sabe movers, aunque sabe aguantar bien la presión, sigue siendo un rookie. Hagámosle la vida más fácil.

Leonard o Bobby, esa es la cuestión. Aquí entra la mala suerte de un equipo que va 1-8 esta temporada. Primero apostamos todo al Muscle Hamster, IR; luego al rookie Mike James, IR. Ahora cuál va? Leonard en teoría, aunque emergió el último partido un tal Bobby Rainey, que da mucho que pensar. Prueba de fuego para ambos si quieren mantener puesto para próximas temporadas. 


Los Duelos:

Tampa Bay contra el pase de Atlanta:  El receptor estrella de los Falcons ahora se llama Harry Douglas. Si dejan a Revis que se encuentre en la Revis Island con él, Johnthan Banks, debería intentar hacer lo mismo con Roddy White. Lo más importante para los Bucs es no dejar que Douglas haga de las suyas de nuevo. La ausencia de Tony Gonzalez, debería ayudar a la secundaria a parar el juego de pase. No obstante, los Falcons siguen siendo el sexto mejor ataque por el aire.   Ganador: Empate.

Tampa Bay contra la carrera de Atlanta: La defensa de Tampa dejó a Miami la pasada semana con sólo dos yardas de ataque terrestre. Eso es simplemente espectacular. La última vez que nos enfrentamos a Falcons, creo recordar que sólo consiguieron 18 y son el peor ataque terrestre de la liga. No hay duda. Ganador: Tampa Bay.

Atlanta contra el pase de Tampa Bay: Si no conseguimos encontrar receptores de referencia, la historia se repite. Distinto perro con mismo collar esta vez, da igual Freeman, da igual Glennon. Si no tenemos a quien pasar, el ataque aéreo no existe.   Ganador: Atlanta.

Atlanta contra la carrera de Tampa Bay: Dudas, miedos, temores, incertidumbres... Bobby te necesitamos. Es una verdadera incógnita, pero estas situaciones a Tampa le suelen salir bien.  En el primer enfrentamiento hace un mes, Atlanta dejó 111 yardas para las carreras de Tampa, ¿y ahora? Ganador: Empate.

En definitiva, Un partido entre dos rivales divisionales que apuntan más hacia el #1 del Draft del año que viene que a remontar o maquillar esta temporada. Si Tampa sabe jugar sus cartas, la victoria la tiene al alcance de la mano.



jueves, 14 de noviembre de 2013

Buccaneers 22 - 19 Dolphins: A la novena va la vencida.

Mike Glennon está robándome el coraçao.

¡Ya la tenemos aquí! ¡Se ha hecho de rogar la muy puta! Siento hablar así pero, madre mía, lo que nos ha costado ganar un partido. Podría haber llegado antes pero la victoria llega en un momento simbólico.

El Monday Night Football fue un ejemplo de los Buccaneers de esta temporada. Jon Gruden presenció a un equipo que en la primera parte es competente, por definirlo de alguna manera. Como el partido contra Seattle, los primeros 28 minutos de Tampa Bay fueron los buenos. Salieron enchufadísimos, con una energía que a Dolphins le costó mucho contrarestar. Mike Glennon, que se está convirtiendo en un QB eficaz, justo lo que necesita este equipo con la gran defensa que tiene. Mike James con un primer drive espectacular seguido de una lesión que le manda a IR. Y, sobre todo, la defensa contra la carrera que dejó a Dolphins a dos yardas ¡EN TODO EL PARTIDO! Absolutamente brutal.

Pero bueno, ahí está la típica falta de subnormal de Dashon Goldson o de cualquier otro para meter al otro equipo en el partido. Justó ahí, Tannehill se puso las pilas y puso por delante a Dolphins en el segundo período. Eran sobre las 4 a.m en España. Ya sabéis como estaba el panorama en mi mente. Pero ahí apareció la sensatez. Schiano decidió volver al juego de carrera que estaba matando a Dolphins y Bobby Rainey, un tío que no sabíamos quien era antes del partido, anotó el Touchdown ganador.

Primera victoria, mismos síntomas.

Y gracias. El homenaje a Warren Sapp no podía acabar con una nueva derrota.


PD: Siento esta entrada tan corta. El tiempo me impide dedicarle más tiempo pero volverán a ser como antes dentro de poco. Gracias.

domingo, 10 de noviembre de 2013

La Previa: Duelo en la Florida

THE MONDAY NIGHT FOOTBALL


Week 10: Miami Dolphins at Tampa Bay Buccaneers  - Lunes 11/11/13 - 08:40 ET

Los partidos del Monday Night son especiales siempre. Sea cual sea, pero lo es más cuando juega tu equipo. Es el partido junto con el Sunday Night Football que tiene mayor audiencia y atención en la jornada.

Nuestros Bucs, que todavía no han ganado un sólo partido en la temporada, reciben a Miami Dolphins. Un equipo que viene de ganar a Bengals, y con 4-4 en su haber. Nuestro querido equipo, no ha ganado un partido, eso lo sabemos, pero no hemos sufrido ninguna derrota aplastante. Y aunque como bien apuntaba en el último artículo @dgaliana, Tank for Teddy, en referencia clara al que posiblemente sea el #1 pick del próximo Draft, Teddy Bridgewater (QB), creo que está en el orgullo y profesionalidad de todos, de dar una victoria a los aficionados.

Tres claves para ganar/perder el partido:

Glennon lleva cinco titularidades, 123 pases completados de 204 intentados, 1.165 yardas y 8 Touchdowns. El inicio es positivo, hemos comprobado que el chico mantiene la calma ante la presión de la línea defensiva. No obstante, siempre lanza el balón detrás de la ruta de los receptores, lo que significa un claro riesgo de intercepción. Así mismo, las rutas abiertas (las outside routes)  suele hacerlas bastante hacia dentro (inside throws), lo que implica un incompleto casi siempre. Si mejora esto, podremos hacer algo.

La defensa sigue siendo excepcional. Está parando mucho juego de ataque del rival. No obstante, no puede seguir jugando más de la mitad del partido dentro del terreno de juego, eso cansa y quema. Nuestros dos mejores jugadores son Gerald McCoy y Darrelle Revis, pero no se les está usando como mejor saben hacer. Están constreñidos a unos roles bastante pobres que hacen que no puedan utilizar todas sus habilidades. McCoy es dominante, pero Schiano le está utilizando sólo para parar el desarrollo de las internadas en carrera. Mientras que ya hemos comentado más de una vez que la Revis Island tarda en aparecer, haciendo que los Safetys doblen su trabajo y puedan quemarles en largo. Le estamos viendo más en una zone coverage, que en una man coverage, y eso se paga.

Mike James y el control de offensive time. La semana pasada vimos una excepcional exhibición del joven rookie. Ya apuntaba alto en el Draft, y lo ha demostrado. Ahora es el momento de que coja el verdadero rol que se le ha impuesto tras la grave lesión de nuestro muscle hamster, Doug Martin. Si consigue hacer yardas, y que la defensa se centre en él, dará tiempo y oportunidad para que Glennon pueda mejorar y hacer un buen juego aéreo.


Los Duelos:

Tampa Bay contra el pase de Miami:  Los Dolphins no tienen el mejor juego de ataque de pase, Tannehill no suele encontrar bien esos receptores que le den la seguridad necesaria para hacer daño. Pero volvemos a lo antes descrito. Si aparece; perdón, si Schiano deja que aparezca la Revis Island, podremos ganar. Habrá que tener cuidado con el TE Charles Clay, que últimamente está muy fuerte, y sabemos la debilidad de nuestra secundaria contra los TE´s (véase vs Saints).  Ganador: Empate.

Tampa Bay contra la carrera de Miami: Miller o Thomas. Da igual, no deberían ser un gran obstáculo para nuestra defensa, que ha parado a HB´s mejores. Ganador: Tampa Bay.

Miami contra el pase de Tampa Bay: Glennon y sus pases mal dirigidos. Miami, en el partido de pretemporada, demostró saber presionar a Freeman de forma insuperable. Pero Mike no es Josh, sabe aguantar muy bien la presión, si realiza mejores pases, podremos ganar. Ganador: Empate.

Miami contra la carrera de Tampa Bay: Miami es la defensa número 22 contra el juego de carrera, si Mike James está como la pasada jornada, esto debería funcionar.  Ganador: Tampa Bay.


En definitiva, como en muchos de los últimos partidos, esto se decidirá en detalles, en saber controlar el partido, en no echar por la borda una renta de 21 puntos, en controlar el timing del ataque. La solución mañana por la noche. Por ahora, esta es nuestra quiniela:





Este es nuestro magnífico staff en twitter: 
Bucs en Español: @Bucs_Es
Dani Galiana:  @dgaliana
Cristian Bareto: @fleder
Javier G.G Lubchenko: @JavierG34
Alfonso Colmenar: @StendhalSpain

Cualquier ayuda, colaboración, opinión o sugerencia será bien recibida. Go Bucs!!



martes, 5 de noviembre de 2013

Seahawks 27-24 Buccaneers (OT): ¡We are ready, Teddy!

Mike James se la sacó en Seattle.

Quien lo diría, chicos. Si a alguno de nosotros nos dicen que nuestro equipo iría 0-8 en la jornada 9 no sé cual hubiese sido nuestra reacció. Pero el problema es que, realmente, lo estamos.

Mirad, el partido de Seattle era de lo más complicado en el calendario. Ambiente infernal, equipo muy físico, ataque muy dinámico, defensa brutal. Todo indicaba una cosa: paliza de Seahawks. Pero no fue así. La primera parte fueron los mejores, vamos a decir, 28 minutos de Tampa Bay en toda la temporada. ¡¡Joder, íbamos ganando 21-0!! El Jefe Mike James (¡sorpresón!) imparable en la carrera, el Flamenco Glennon buscándose la vida fuera del pocket para extender la jugada y anotar, la línea ofensiva jugando como se le esperaba desde hace meses, Special Teams provocando turnovers junto a la defensa... Como definimos algunos enfermos en Twitter: estos Bucs provocaban un inesperado #palotismo. 

Pero todo lo que paso en la primera parte se vino abajo antes de irnos al descanso. Ya llegaron las penalizaciones, el playcalling absurdo y su puta madre. Siendo sinceros, nos lo podiamos esperar. Todo era demasiado bonito. Y cuando pasa eso, desconfía. Desconfía siempre. Estoy seguro que todo Bucs fan, el domingo tenía en mente: "A ver cuando la cagamos...". Y así fue. No sé si fue Schiano, los jugadores o la presión pero nos remontaron un 21-0 para ganarlo en la prórroga 24-27. Las segundas partes son nuestro punto débil. No hay nadie en la banda que sea capaz, ni por un poco que sea, de ajustar el partido. Ofensivamente nos anulamos a nosotros mismos. Defensivamente nos encontraron cómo hacernos las cosquillas. Y el resultado es este: una derrota más para el saco.

Después del partido la rueda de prensa de Greg Schiano fue digna de velatorio. Ni el auténtico partidazo de Mike James ni avanzarse 21-0 fue suficiente para ganar el partido. Schiano estaba destrozado. Lo único que le salva, ahora mismo, es un milagro. Consciente de eso, está tratando de remediar los males de este equipo. Hasta que se dé cuenta que es él mismo. 

Con todo esto y la victoria de Browns ante Ravens, nos hemos puesto en cabeza para el 'Tank for Teddy'. Primer pick global del Draft. Suena bien. 

Pero no es lo que nos esperabamos.

viernes, 1 de noviembre de 2013

La Previa: Otro paso más.

PRUEBA DE (DES)ILUSIÓN


Week 9: Tampa Bay Buccaneers at Seattle Seahawks - Domingo 03/11/13 - 04:05 ET




Es complicado escribir una previa con ilusión o con esperanza ante este panorama. Vamos últimos en la división, en la conferencia, en la liga... El ataque tiene buena pinta, parece que podría funcionar... pero no funciona. La defensa está haciendo actuaciones increíbles, si bien pasa más minutos en el campo de lo normal. Nuestro Head Coach, parece dirige un equipo que pinta bien pero que corre como pollo sin cabeza, sin rumbo ni dirección.

No obstante, creo firmemente que hay material, sólo hay que pensar que nuestro quaterback rookie, Mike Glennon está ganando experiencia a grandes pasos. Prueba de ello es que lanzó para 275 yardas y un touchdown, sin ninguna intercepción en su último partido contra Carolina. Además, el último partido de Seattle no convenció mucho, contra Rams, parecieron desinflarse poco a poco. 

Si, jugamos contra un equipo de 7-1. Pero también hay que recordar lo que bien apuntaba @dgaliana en su último post. Además, el papel mostrado por Seattle en su último partido da que pensar, Russell Wilson, fue placado para sack hasta siete veces. Y sin cuerpo de receptores, Seattle puede ser un rival débil. Bien es verdad que esperan que Percy Harvin, aunque mucho le pongan como no activo para esta week, al final esté listo y pueda suplir, en parte la falta de Sidney Rice.

Por nuestra parte, sólo hay que esperar que la dirección sea un poco más fina. Ya que sólo ese poco, puede servir para ganar el partido que necesitamos para empezar a cambiar el rumbo. La lesión de Doug Martin, no será fácil suplir, pero parece que nuestra elección de Draft Mike James, puede empezar a despuntar.


Los Duelos:

Tampa Bay contra el pase de Seattle:  Es evidente que sin cuerpo de receptores, y siendo ahora la de los Bucceneers una defensa contra el pase bastante decente, deberíamos poner la balanza en nuestro favor. Si bien, el scrambler de Wilson, hará de las suyas, en el aéreo, podremos ganar.  Ganador: Tampa Bay.

Tampa Bay contra la carrera de Seattle: Aquí es donde se debería de decantar el ataque de los Seahawks. Si sabemos parar, como debemos parar (siendo la novena mejor defensa de la liga contra las yardas de carrera, permitiendo apenas 94 yardas por partido), el matchup será para nosotros. Aunque Lynch, tendrá que decir algo también. Ganador: Tampa Bay.

Seattle contra el pase de Tampa Bay: Si Glennon juega como en el último partido, podremos hacer algo. Pero la esperanza no está puesta de ese lado. Somos un mal ataque, de carrera o de pase; perdón, rectifico, estamos muy mal dirigidos, sea en ataque terrestre o aéreo; y eso, es un grave problema. Ganador: Seattle.

Seattle contra la carrera de Tampa Bay: La línea no ha terminado de funcionar en toda la temporada. Sin Doug Martin, habrá que ver si el double back entre Mike James y Brian Leonard puede hacer algo, pero lo que está claro es que es la oportunidad de James, y la debe aprovechar.  Ganador: Seattle.

En conclusión, un partido de (des)ilusión. Es decir, un partido en el que seguiremos por la misma senda, luchando, dando la cara, pero perdiendo en el último cuarto o un partido que nos muestre que podemos ganar, que tenemos un equipo con mucho potencial, que sólo tiene que ser bien dirigido (o eso o que nuestro querido Schiano vuelva de la visión de otro planeta en el que sus ideas parecen correctas.

¿Evitaremos seguir la senda de allá por 1985 cuando hicimos un récord de 0-9? Esta es nuestra quiniela: