CUENTA ATRÁS PARA LA GRAN NOVEDAD

viernes, 30 de agosto de 2013

Previa 2013: Defensa y Special Teams.


Continuamos la previa 2013 de Tampa Bay con...

Defensa

MVP DEFENSA
DT 93. GERALD MC COY
En un verdadero giro de 180º, la defensa de Tampa pasó de ser la última contra la carrera, a ser la primera. Podríamos anotar eso como un triunfo para el nuevo coordinador Bill Sheridan, pero el precio que el equipo tuvo que pagar fue muy alto: en una liga cada vez más orientada al pase, la secundaria tuvo números desastrosos y estuvo a muy pocas yardas de batir récords de ineficacia.
La línea defensiva tuvo una gran temporada, gracias a las actuaciones de Gerald McCoy por el centro y Michael Bennett en las esquinas. Sin embargo, éste último se fue a Seattle, en lo que creo fue un error por parte de la gerencia. Por lo que se espera que tanto Adrian Clayborn como Da’Quan Bowers superen sus problemas de lesiones y puedan cumplir el rol de presionar al QB. Gary Gibson y el rookie Akeem Spence pelean el lugar restante en el centro de la línea y Daniel Te’o Nesheim es la primera alternativa para el puesto de Defensive End. Los rookies William Gholston y Steven Means parecen estar varios escalones debajo. No es la más intimidante de las unidades.
Por el lado de los linebackers, hay que destacar la enorme temporada de Lavonte David, que parece ser el LB que el equipo estaba esperando. Con él el lado débil está asegurado. Después de él, no hay demasiado para destacar. Mason Foster tuvo un éxito limitado en el medio y Quincy Black, por suerte o desgracia, se lesionó muy rápido y no se pudo recuperar, ahora está fuera del equipo. La única adición importante para la línea es Jonathan Casillas, un LB suplente de New Orleans que ùede ser el titular en el lado fuerte. Sigo creyendo que esta unidad es constantemente desaprovechada por el staff de Tampa, espero no acertar otra vez.
En la secundaria, bueno, decir que fuimos la peor defensa contra el pase de toda la liga y una de las peores en la historia me exime de mayores comentarios. Mark Barron tuvo los lógicos problemas de adaptación a la liga de una S novato, aún con el eterno Ronde Barber, en la que fue su última temporada como profesional, al lado. Para cubrir esa enorme vacante, en la agencia libre Dashon Goldson, ex-Niners, fue el elegido. Ahmad Black, Keith Tandy y Cody Grimm pelearán por los puestos en el roster. Por el lado de los cornerbacks, cómo no mencionar la novela de la temporada baja, con Darrelle Revis finalmente firmando con el equipo después de un trade con los Jets. Parecía que iba a formar dupla con Eric Wright (ya que Aqib Talib también terminó en los Patriots), pero éste fue cambiado a los Niners y cortado al fallar el trade por razones físicas. EJ Biggers se fue a los Redskins y será el rookie Johnathan Banks, elegido en segunda ronda, quien tenga la posibilidad de empezar junto al #24. Michael Adams y Leonard Johnson son los más destacados de lo que queda, por sobre nombres como Anthnoy Gaitor o Danny Gorrer.

EQUIPOS ESPECIALES

En esta unidad parecía estar todo asegurado con Connor Barth como K, pero su lesión en un juego a beneficio deja al escocés Lawrence Tynes con el puesto. Michael Koenen quizás deba agregarle el trabajo de patear los FG lejanos, además de ser punter y encargado de los kickoffs, porque Chas Henry podría robarle el puesto. Por el lado del long snapper, Andrew Economos mantuvo el puesto todo el año y no creo que se lo saquen.
De los retornadores, Michael Smith deberá cuidar su trabajo ante la posibilidad de que los velocistas Jeff Demps o Branden Smith se lo saquen.

Vé el resto de la previa en NFLHispano

Fleder.-

martes, 27 de agosto de 2013

Previa 2013: Ataque



Una vez más, arrancamos este espacio con un resumen de lo que fue la temporada pasada para Tampa.

Ataque

MVP ATAQUE
RB 22. DOUG MARTIN

Si hace varios años, a cualquier fanático de Tampa le decían que los Bucs tendrían un equipo que ganaría los partidos del lado ofensivo del balón, las carcajadas inundarían el ambiente. Sin embargo, en 2012 lo mejor de la franquicia fue el ataque. (Esto viene desde hace dos años y seguimos en la misma temática. Vale entonces, dejarlo con esa salvedad). Mike Sullivan le ha dado un poco más de color a la ofensiva, pero los problemas de consistencia siguen.
Josh Freeman ha tenido una temporada mediocre, tuvo buenos partidos, pero al igual que el equipo, se cayó mucho sobre el final. Mike Glennon, elegido en tercera ronda este año, es un QB de similares características y podría ser el elegido de Schiano si el #5 no se destaca de aquí en adelante. Dan Orlovsky completa el trío de quarterbacks, con pocas chances de jugar. El “Freeman or bust” con el que cerramos el año pasado está cada vez más lejano, el muchacho del afro debe saber que este es un año clave para su futuro, con un HC que lo respaldó, pero que sabe internamente que no es el QB que habría querido tener.
La línea ofensiva en 2012 se estabilizó sin brillar. Parecía que con la adición de Carl Nicks y la emergencia de Davin Joseph, iba a ser una unidad dominante. Pero ambos se lesionaron y tuvieron que aparecer los parches (Jamon Meredith, Ted Larsen, Demar Dotson). El buen éxito de la unidad se debió una vez más a la solidez de Donald Penn, que tuvo grandes partidos (claro ejemplo el TNF contra Jared Allen) y a que el equipo recargó su ofensiva sobre él y sobre Jeremy Zuttah. Este año el equipo se trajo a Gabe Carimi de Chicago para añadir profundidad a la línea y se espera que las lesiones sean más benignas. Como verán, y para alegría de los muchos fans, no hemos mencionado a Jeremy Trueblood aún, porque perdió la titularidad en Septiembre y no volverá con el equipo. Así la 1ª unidad de la OL podría formarse con Zuttah como center, escoltado por Joseph a la derecha y Nicks a la izquierda,  con Dotson como tackle derecho y Penn como tackle izquierdo.
El año pasado decíamos que la titularidad de LeGarrette Blount era muy endeble. Y lo fue más cuando Doug Martin se adueñó del puesto desde la primera semana y puso números espectaculares para un corredor de la franquicia. Tan sólo James Wilder pudo superar lo que hizo este año el diminuto #22. Blount fue cambiado a los Patriots y cuando parecía que detrás del “Muscle Hamster” sólo habrían dos jugadores sin acarreos como Michael Smith y Mike James, Peyton Hillis firmó un contrato por un año. Jeff Demps podría tener alguna chance en el PS y no apostaría dinero por Brian Leonard. En los fullbacks, Erik Lorig es un jugador cumplidor y debería tener lugar en el roster sin mayores problemas.
En cuanto a los wide receivers , el año mejoró muchísimo. Vincent Jackson demostró por qué lo trajeron. Una gran temporada, no sólo desde sus números propios, sino también ayudando a Mike Williams a librarse de las dobles coberturas que lo habían tenido a maltraer en 2011 y poner mejores números. Después de ellos dos, la nada. Sólo las 28 recepciones de Tiquan Underwood, cada vez más consolidado en el lugar de slot receiver. Kevin Ogletree y Derek Hagan son las dos nuevas caras del equipo, veteranos con cierta experiencia. El resto son jóvenes con mucho por demostrar y poco bagaje a sus espaldas.
Por el lado de los tight ends, Dallas Clark tuvo una temporada decente como receptor y Luke Stocker empezó a mostrar señales de que puede ser un bloqueador potable. Muy poco para una posición que empieza a ganar importancia en los esquemas ofensivos alrededor de la liga, además que el exIndianapolis ya fue cortado. Por ello Tampa trajo a Tom Crabtree de los Packers y a Zach Miller de los Jaguars para darle competición a la zona, además de probar a Visanthe Shiancoe, exMinnesota. Sigue siendo una posición olvidada en el esquema.

Fleder.-

lunes, 26 de agosto de 2013

Preseason Wk 3: Dolphins 16 - 17 Buccaneers


Esta semana alguien por el precioso mundo de Twitter colgó esta gran foto y nos hizo recordar algo. ¿Dónde está ese Josh Freeman que se confundía con un línea ofensivo? ¡Que lo liberen! La temporada pasada Josh se propuso adelgazar para tener más movilidad en el pocket. Sí, se lo que estáis pensando. De poco le ha servido. Por cierto, adelgazó dejando de comer Taco Bell a altas horas de la noche cual gordo de bien. Desde Buccaneers en español apoyamos el #FreeFatFreeman. Al menos yo.
En fin, vamos al lío. Tercer partido de pretemporada contra Dolphins. Aquí es donde se pueden ver más a los titulares. El ataque titular, o en gran parte, aguantó en el campo hasta el tercer cuarto. Pero quizá mejor que no lo hubiesen hecho. La defensa jugó lo mismo pero con diferente resultado. Vamos por partes.

En ataque pudimos ver que Brian Leonard es el backup de Doug Martin con total seguridad. Cuando tiene el mínimo hueco aprovecha para meterse y ganar yardas de más. Además se le vio con mucha seguridad en la protección de pase. Es algo que creo que vamos a tener en cuenta en la temporada regular. Mike James no pudo hace mucho. Entre otras cosas por el playcalling nefasto cuando él estaba en el campo o porque Gabe Carimi tuvo un día de pena. Igualmente, no estuvo del todo acertado con la protección de pase. Peyton Hillis tiene difícil llegar al roster final. Es una lástima ya que cuando ha estado en el campo se le ha visto realizar buenas carreras y producir. Es una cuestión de polivalencia.
A partir de aquí todo el ataque fue un constante despropósito. Hasta el más fiel defensor de Josh Freeman tuvo que soltar algún improperio su contra. No le faltó razón, la verdad. El fumble fue de vergüenza ajena pero ninguno de sus compañeros, salvo los RBs le ayudaron en nada. La línea ofensiva empezando por Gabe Carimi y Donald Penn fue un constante desastre. El sustituto del infectado Carl Nicks aún está por determinar. Tanto Ted Larsen como Mike Remmers y Gabe Carimi han jugado de titulares en esa posición pero ninguno ha estado acertado. La vuelta de Davin Joseph fue una agradable sorpresa. Aún así, esa línea ofensiva top-5 que dicen algunos expertos sólo ha tenido a sus dos Guard Pro Bowlers en dos partidos. Y han sido de pretemporada. El resultado, os lo creais o no, son nueve sacks a Freeman. Algo no cuadra.
También vimos la primera recepción de Vincent Jackson en toda la pretemporada. Junto a algunos drops que no nos tiene acostumbrados. Todo se juntó, o Freeman pasaba mal o un receptor soltaba el balón o un defensa de Dolphins hacía sack.
En total el ataque produjo la escalofriante cifra de 160 yardas totales. Miami dobló esos números. Lo que hacen los turnovers.

Por suerte pudimos ver cosas bastante más placenteras en defensa y sobre todo en Special Teams. Es una unidad que ha mejorado constantemente hasta que contra Dolphins provocara dos turnovers. Tanto Rian Lindell como el retornador Eric Page tuvieron sus oportunidades de aparecer y producir. Esos dos turnovers fueron los que ayudaron al ataque a anotar.

La defensa fue quizá lo más destacable. La línea defensiva fue un muro en la Red Zone y presionó a Tannehill. El nuevo, Trevor Scott, heredero del número 71 de Michael Bennett hizo tres sacks. Casi asegurandose un puesto en el roster. Otro nombre destacable es Akeem Spence. Es el típico Mike Williams o Lavonte David que tiene Mark Dominik en cada Draft. El robo de Tampa. Decían que era un Roy Miller 2.0 pero la explosividad y las manos que tiene no se pueden comparar a las de su predecesor. Toda una joya. Da'Quan Bowers, por su parte, está mejorando y creo que acabará siendo titular tarde o temprano.

Nos acercamos al corte de los 75 y luego al de los 53 finales. Iremos actualizando el Twitter con los cortes y haremos una valoración del roster final y la predicción de todos los colaboradores para esta temporada. Nada más, nos vemos pronto.

sábado, 17 de agosto de 2013

Preseason Wk 2: Buccaneers 21 - 25 Patriots

"¡Joer! ¿Porque no me sale lo de Brady?"

El segundo partido de la pretemporada de Tampa se disputó en el templo de adulación de Brady. Y, madre mía, volvió a convertir el agua en vino. Fue un gustazo. Sobre todo con esta semana donde se ha discutido más la importancia de la pretemporada que de otra cosa. Qué queréis que os diga. Voy a dar un nombre así al azar, para ver si os hago reflexionar: Víctor Cruz. Pero en fin, vamos a lo que de verdad nos ocupa: nuestros Bucs.
El primer drive de Brady fue absolutamente brillante. Conectando con Amendola a la perfección y cogiendo a la defensa de Tampa Bay con la guardia baja. Se comió 6 minutos y 48 segundos de reloj en 15 jugadas para realizar un pase perfecto a Danny Amendola para Touchdown. Si analizamos este drive desde la perspectiva bucanera, la defensa forzó a Brady al tercer down en cuatro ocasiones. La línea defensiva era un quiero y no puedo. Se veían buenos movimientos de Adrian Clayborn, Gerald McCoy y sobre todo el rookie Akeem Spence pero la línea ofensiva fue un muro. Tom Brady tuvo el balón en sus manos poco tiempo. Es difícil crear presión así y la vez que estuvo más tiempo con él, 3'3 segundos para ser más precisos, Adrian Clayborn lo consiguió. Brady jugo rápido, descolocando a Tampa y sin dar tiempo a reaccionar. En los pases -la mayoría cortos- del primer drive, Brady tuvo el balón de media en algo menos de 2 segundos. Pocos equipos pueden parar eso. Y uno de ellos no es Tampa. Es lo que hay. De momento. Schiano, en un intento de competir por la excusa más patética dijo que la línea defensiva estaba en constante rotación y eso fue lo que hizo que Brady acelerara las jugadas para coger descolocados a Tampa. Bueno Greg, ya me lo dirás en la jornada tres. 
 
Una de las sorpresas fue la ausencia de Carl Nicks. No sabemos si realmente se ha resentido de su lesión o el staff le está reservando. Pronto lo sabremos. Lo que sí sabemos es que Da'Quan Bowers está en la cuerda floja y aún no ha comenzado la temporada. Ayer Daniel Te'o-Nesheim le pasó por la cara la titularidad. Puede que la cosa acabe mal y con un cúmulo de sucesos poco afortunados, los Bucs podrían estar buscando una nueva gerencia a final de año. ¿Alarmista? Puede, pero es factible. Otro nombre en defensa es Jonathan Casillas que tuvo su oportunidad por delante de Dekoda Watson. En mi opinión, creo que finalmente Casillas se ganará el puesto y Watson seguirá como especialista en special teams y pass rush. Opción que me gusta bastante.

En resumen, tenemos una defensa que se vio absolutamente sobrepasada por Brady.

No como Patriots. Josh Freeman no tuvo (o sí) oportunidad de mostrar lo que debería ante el equipo que le vio debutar. A diferencia del drive de Brady, Freeman encajó tres sacks en sus dos drives. La línea ofensiva no ayudó demasiado. El sustituto de Carl Nicks era Mike Remmers que tuvo un partido para olvidar. Tal como Demar Dotson y Gabe Carimi que sufrieron continuamente contra Rob Ninkovich. Aún así, hay una jugada que me llamó especialmente la atención. Freeman suele pecar de querer buscar la ruta profunda. Como resultado no suelta el balón hasta el amanecer. Por lo tanto, crea una presión que debería evitarse fácilmente en un sack. Así fue:

1:25 del primer cuarto. Formación en shotgun. Ogletree en el slot, VJax a su lado y Mike Williams en el opuesto. El rookie Mike James está de RB y será la ruta de seguridad (amarillo) por si Freeman no encuentra pase. Por otra parte, New England entra sólo con su línea defensiva (rojo) mientras que sus cornerbacks presionan a los receptores y los linebackers caen en cobertura (azul). Snap al 1:22.
Algo más de un segundo con el balón. Los cornerbacks hacen un gran trabajo presionando. De mientras, la línea ofensiva se las arregla para mantener a raya a Ninkovich y compañía. Aún así, Chandler Jones (jugador señalado) le crea algunos problemas a Donald Penn. Mike James sale a recibir libre de marca.
En este momento Freeman lleva casi tres segundos con el balón. Donald Penn a duras penas se las arregla para controlar a Chandler Jones, pero el resto de la línea defensiva no tiene vistas a crear presión. Si Josh se mueve bien, no tiene porque pasar nada. Freeman sigue mirando profundo. Mike James solo por si, como parece ser, el QB no encuentra nadie. De hecho, Spikes se anticipa y va a cubrir esa ruta de pase. 
Cuatro segundos con el balón. Cuando Freeman se quiere dar cuenta de que los receptores no están libres y su solución es Mike James, convierte una presión de un único jugador en un sack. Que es lo que diferencia este sack de los demás sacks que sufrió Freeman. La jugada se debió resolver mucho antes con un pase a Mike James con una presumible ganancia de yardas. Freeman tardó y se movió mal. No todo va con la línea ofensiva. Después del partido Freeman hizo unas declaraciones en las que decía que tenía que soltar el balón antes. Hijo mío, llevas cinco años en la NFL. Va siendo hora. 

Como notas positivas en el ataque. Mejoría evidente de Mike Glennon. Realizó buenos pases pese a que la toma de decisiones es algo claramente a mejorar. Algo así como Freeman. Dicho esto, NO esperéis que Glennon le quite el puesto a Freeman pese a una lesión. Dudo que me equivoque. La temporada que viene ya será otra cosa. ¿Otras notas positivas? Peyton Hillis y sobre todo Mike James corrieron muy bien. La competición por ser el backup de Doug Martin puede ser más complicada de lo que se preveía. Eso es bueno.

¡Y esta vez los Special Teams no la cagaron! 

Bueno señores, la semana que viene nos espera Miami. Nos vemos para entonces. Un saludo!






sábado, 10 de agosto de 2013

Preseason Wk 1: Ravens 44 - 16 Buccaneers

"Ehmmm... no es que lo haya petao' hoy, no."

¡Metadona! ¡En vena y en forma de pretemporada! Sí muchachada, el football ya está aquí. Aunque cada año tenemos la misma discusión: que si esto no sirve de nada, que si los partidos son aburridos, que si analizamos estos partidos parecemos tontos porque no sirve de nada -eso ya lo he dicho-, que si yo sólo veo los primeros cuartos, que si no sirve de nada -joder, otra vez-... Pues me parece genial. Pero, ¿de verdad no sirven para nada? Bueno, en fin. Yo he venido aquí a hablar de mi libro.

El Jueves se disputó el primer partido de la segunda temporada de la era Greg Schiano. Va por delante que el resultado es lo de menos. Sea cual fuere el resultado. Peeeeeeeeeero, aún siendo un partido de pretemporada hay varios aspectos que sería interesante destacar.
El primero de todos tiene que ver con un tío que cayó en el Draft de forma casi dramática. ¿Por la lesión? Eso dicen. Hablo de Da'Quan Bowers. El muchacho tiene que cumplir un gran papel esta temporada. Michael Bennett, una bestia con el #71, ahora está en Seattle. En gran parte porque el staff encabezado por Schiano confía en Bowers. En su potencial. Pero pronto llegaron reportes del Training Camp en los cuales Schiano decía que no estaba del todo satisfecho con el rendimiento de Da'Quan. Que debía convertirse de un especialista en el pass rush a un every-down player. No sabemos si le estaba picando o simplemente definiendo. Bajo mi punto de vista, Bowers tiene un gran papel y muchísima presión encima de él. Sé que puede sonar de persona imbécil, pero para mí su situación es similar a la de Freeman. Boom or bust. En el partido contra Ravens lo vimos hasta la media parte. Al principio de DE y luego de DT. No consiguió ningún tipo de presión por el centro de la línea pero se le vio mucho más cómodo de DE. Aún así, todos esos snaps que disputó no fue capaz de mostrar el jugador que el staff espera que sea. Tampa necesita al mejor Bowers. Tiene tiempo para aparecer.

Otro jugador muy destacable es Brian Leonard. Fan de A-Train se hizo con el backfield del ataque en la cuarta jugada y dio la talla. Muy mal le tienen que ir las cosas para no tener el puesto asegurado. Pese a todo, ningún RB hizo un mal papel. Peyton Hillis hasta la lesión fue una bestia y Mike James un corredor seguro. Está interesante la batalla por detrás de Doug Martin. 

Pero si nos paramos a pensar, la gran atracción de ayer fue Mike Glennon. Apareció en el campo al tercer drive bucanero y joder, su primera jugada fue destacable. Glennon se deshace de la presión y encuentra a Tom Crabtree para 61 yardas. La noche prometía. Pero es que la verdad, poco más se vio de él. Muchos pases cortos imprecisos y los largos también. Chris Owusu vio como Glennon le buscaba hasta vomitar. Que sí, que estaba siendo el mejor WR del Camp. Pero resultó ser una decepción. Para colmo acabó lesionado. En fin, volviendo a Glennon. Su actuación fue una prueba más de que NO, repito N-O, es una amenaza seria para Josh Freeman. Incluso Schiano quiere mantener tres QB en plantilla: Freeman, Orlovsky y él. Glennon demostró ayer, por si alguien no lo sabía, que es un proyecto.

¿Otras sorpresas? Johnthan Banks y Danny Gorrer hicieron méritos para ser titulares al lado de Revis. Lavonte David sigue on fire. La lucha para el SLB entre Casillas y Watson será muy dura (gran partido el de Casillas ayer).Y Derek Dimke está dispuesto a robarle el puesto a Lawrence Tynes.
Pocas cosas más que rascar de este partido tan poco interesante. La semana volveré a daros el coñazo, si queréis. ¡Contra New England! Ay como se salga LeGarrette Blount...