CUENTA ATRÁS PARA LA GRAN NOVEDAD

miércoles, 23 de octubre de 2013

Falcons 31 - 23 Buccaneers: 0-6 pero...


 "¡¡QUE ME DA IGUAL QUE NO TE GUSTE JUGAR EN ZONA, REVIS!!"

Con un poco de retraso llega esta entrada-resumen-valoración-opinión del partido que disputaron los (aún) winless Buccaneers en Atlanta. Pero esta va a ser algo diferente. Estoy hasta los mismísimos de siempre contar la misma historia sobre qué y quién falla. Siempre la misma cantinela. Creo que todos lo tenemos claro. Y sino sólo hace falta respasar una de las cinco crónicas de esta temporada. Hoy, en esta entrada, y como dirían en 'La vida de Brian' vamos a mirar "the bright side of life". Sin ironía. Si puedo, claro.

Supongo que debe ser complicado sacar cosas positivas de un equipo que va 0-6 (más allá del pick del Draft) y que está mostrando una imagen indisciplinada y poco trabajada en el terreno de juego. Por eso voy a intentar destacar cinco (así, a lo random) puntos por los cuales debemos ser más optimistas de lo que somos actualmente con nuestro equipo. Venga, ahí voy.

  1. Sí, vamos 0-6, pero 4 de esos partidos se han perdido por una posesión o menos. Me parece a mí que viviríamos una situación bien diferente si Lavonte David no golpea Geno Smith fuera de campo o Rian Lindell anota el FG final ante Saints. Esas jugadas que son tan cruciales en partidos tan ajustados siempre han resultado en contra de los Bucs. Es cierto que la culpa es sólo nuestra pero son puros ejemplos de que la suerte no está acompañando a Tampa. Bueno, puede que sea el karma.
  2. Sí, vamos 0-6, pero nuestra defensa está teniendo buenas actuaciones. Así es. Si por algo he podido escribir el primer punto de esta entrada es porque la defensa ha estado en algunos partidos sobresaliente. Ahora mismo 5ª ante la carrera y 18ª ante el pase. Entre Lavonte David rindiendo a nivel Pro-Bowler, Gerald McCoy siendo una fuerza imparable en la línea y una secundaria mejorada, Tampa ha logrado mantenerse en los partidos con grandes stops y turnovers. 
  3. Sí, vamos 0-6, pero el equipo nunca ha dejado de dar la cara por su coach. Al menos, de momento. Todos tenemos reciente ejemplo de cómo un equipo puede dar de lado a su coach de la manera más abrumadora que existe. Raheem Morris puede dar cuenta de ello. Eso de perder 41-14 contra Jacksonville cantó mucho, chicos. En cambio, al menos de momento, con Schiano no está pasando lo mismo. Los chicos están luchando, con poco éxito, por esa primera victoria.
  4. Sí, vamos 0-6, pero Mike Glennon está jugando bien. El ataque ha estado muy poco inspirado en esta temporada. Son penúltimos en yardas por partido. El aspecto positivo que sacamos de él es el juego del rookie Mike Glennon en los últimos dos partidos. Pese a cometer errores de rookie (como es normal) ha sido capaz de llevar el peso del ataque. Sí. Doug Martin ha estado totalmente ausente gracias al buen trabajo defensivo rival y nuestra línea de ataque. Dudo que el Flamenco siga de titular con nuevo coach (y más con un pick alto), pero la verdad es que está mostrando una progresión evidente en estos partidos. 
  5. Sí, vamos 0-6, pero esta plantilla en buenas manos puede dar muchas alegrías. Es obvio que los Bucs son un equipo con muchísimo talento como para estar 0-6. Con suerte y tiempo puede que llegue alguien competente como para manejar de manera correcta el equipo y convertirlo en uno ganador. 
Bueeeeeno, me ha costado pero los he sacado. Cinco motivos por el cual hay que ser optimista con este equipo. Sobre todo en un futuro y cuando no esté Schiano.

¡Recordad que mañana hay partido ante Panthers!

martes, 15 de octubre de 2013

Buccaneers 20 - 31 Eagles: Una más.

'Flamenco' Glennon hizo un buen partido.

Pues aquí estamos. Sentados con cara de imbéciles viendo a nuestro equipo perder. Hace tiempo que ya damos la temporada por tirada y ahora las preguntas son: ¿vamos a ganar algún partido?, ¿es Glennon la solución?, ¿qué se fumó Dominik cuando contrató a Schiano? y papá, ¿porqué somos de los Bucs?

Realmente, la gente puede pensar que la situación se ha convertido en algo similar a la de hace dos años. Derrota tras derrota. Pero no. Tiene tintes que la diferencian. Y eso no beneficia al equipo actual ni mucho menos a Greg Schiano. Hace dos años los Bucs tenian una plantilla con mucho menos talento y estrellas que esta. El corredor era un Blount ofuscado, el tight end un Winslow haciendo lo que le salía de la polla y Preston Parker era el mejor receptor. La defensa no estaba mejor. ¿Recordáis el fichaje de Haynesworth? Sí, joder. Qué risas. Geno Hayes deambulando por el campo y Sean Jones que no podía cubrir ni a mi abuela. Bueno, ese equipo empezó 4-2 para acabar 4-12 haciendole la cama de manera épica, hasta admirable, a Raheem Morris.
En cambio el equipo actual cuenta con Pro Bowlers consagrados. Vincent Jackson, Carl Nicks, Doug Martin en ataque y Darrelle Revis, Dashon Goldson y Gerald McCoy en defensa. Si nos ponemos a comparar una y otra plantilla quizá nos dan más ganas de darle la patada a Schiano. Esa inutilidad de hacer ganar (que no jugar bien) un equipo con tantísimo dinero gastado talento.

Si seguís pensando que son cosas casuales y que pronto cambiará... bien, como queráis. A mí también me gustaría confiar. Pero es que en las segundas partes de los partidos de esta temporada Tampa Bay sólo ha anotado 13 míseros puntos. Sí, 13. Pero lo mejor de todo es que 7 de ellos, el único TD, viene de la defensa. De nuevo, la capacidad de Schiano de ajustar el planteamiento del partido en el medio tiempo (cosa en la que Raheem era un crack) es absolutamente nula. Pero bueno, como dice Greg, tranquilos que ya seremos buenos. Sí, en un futuro:

"Me puedo imaginar lo frustrados que estan los Bucs fans, absolutamente. Puedo garantizarte que no lo están tanto como yo. Pero eso da igual. Quiero decir, entiendo que la gente esté decepcionada. Esta comunidad se vuelca mucho con el equipo y tenían grandes expectativas, como yo tenía. Y la verdad es que no ha resultado. La única cosa que puedo decir y sé como suena, que si aguantan aquí, seremos buenos. Si no pueden aguantar, igualmente vamos a ser buenos y serán bien recibidos de nuevo. Y no estoy siendo inteligente. Lo digo. Creo que nuestros fans son excelentes. Cuando los ves ahí en el calentamientos antes del partido, los fans son geniales. Y al final del partido estoy tan decepcionado como ellos están. Así que no entiendo nada y lo entiendo todo. Eso es frustración. Y el hecho es que a los fans les importa tanto como a nosotros y eso es genial. Y si le damos la vuelta a esta situación, esto va a ser muy especial."

Tus huevos, Greg.

En referencia al partido, pudimos ver un ataque que funcionó algo mejor que las otras veces. Mike Glennon jugó realmente bien pero cuando Schiano puso el partido en sus espaldas... adiós. La verdad es que el chaval ha mejorado bastante y se muestra cómodo. Además Vincent Jackson le puso por los aires al final de partido.

"Glennon pone el balón en el sitio para que podamos atraparlo. Eso es único."

Tus huevos, Vincent.
 
En fin, la defensa en zona que ha instaurado en Tampa Greg Schiano sigue siendo uno de los grandes males de esta defensa. Incorporar al mejor shutdown corner de la liga para utilizarlo en zona parece una decisión sensata y más si el rival sabe cómo jugarte. Sensata para Schiano, claro. Nick Foles hizo un gran partido y se merendó a la secundaria de los Bucs. 

Y así estamos. Esperando que nuestro equipo mejore de alguna manera o que sigamos con la misma tónica para echar a Schiano en un momento u otro. Eso sí, creo que hasta final de temporada, nada de nada. Por cierto, ¿os acordáis del Backstreet Boy que llevada la camiseta de los Bucs en uno de sus videoclips? Pues ya ha pedido la dimisión de Greg Schiano... y si lo dice un Backstreet Boy... ¡Joder qué chungo lo tienes Greg!

domingo, 13 de octubre de 2013

La Previa: Remontar contra Eagles.

GANAR O GANAR


Week 6: Philadelphia Eagles at Tampa Bay Buccaneers  - Domingo 13/10/13 - 01:00 ET



Tras una semana de descanso (bye week), no hay nada calmado. De hecho, la sensación que produce es que estamos navegando sin rumbo. Cambio en la Week 4 de QB un tal Glennon que demostró pero le falta ese algo, Freeman nuevo QB de Vikings. Schiano acosado por comentarios, Mark Dominik puesto por más de uno en entredicho... todo rodeado de un halo de poca esperanza para el rumbo de nuestra franquicia.

En mitad de ese halo, el Staff de @Bucs_es hemos decidido empezar un nuevo proyecto, un Podcast, del que empezaréis a escuchar en breve.

Si las cosas van mal por la Bahía de Tampa, no van mejor por la alta Philadelphia o por otros equipos que también llegan a esta jornada con un 2-3 o que acaban de conseguir el 0-6 (véase Giants) esta jornada. Eso, a ponérnoslo complicado para el Draft Pick #1.

Nuestros enfrentamientos vs Eagles, han sido últimamente poco fáciles de recordar, desde que nos echaron dos años consecutivos de playoffs, hay a muchos que no les gustan los Eagles. El caso, es que el balance global, es a favor de Philadelphia (6-5).

Los Buccaneers deben demostrar a su gente que pueden marcar nuevo rumbo. Schiano se la juega, Dominik se la juega, Tampa en definitiva se la juega. Pasar a un 0-6 significaría echar por tierra ya toda la temporada, y poner media soga al cuello a Schiano, y posiblemente el GM.

Los Duelos:

Tampa Bay contra el pase de Philadelphia:  Nick Foles reemplazó al lesionado Vick contra una defensa contra el pase de Giants, y funcionó. No obstante, será game-time decision, así que es posible que veamos al scrambler Vick por el césped del Raymond más de una vez.  Tiene un cuerpo de receptores que le es asequible y se entienden, Celek, Avant, De Sean Jackson e incluso el controvertido Riley Cooper funciona. El pass-rush de Tampa se verá obligado a meter mucho blitz para presionar a Foles/Vick, pero será suficiente? creo que no. Ganador: Philadelphia.

Tampa Bay contra la carrera de Philadelphia: Se nota aquí la ausencia de Andy Reid. Ya no hacen un back comitee. Y a pesar de que Bryce Brown está despuntando con alguna carrera, McCoy no está siendo decisivo. Los fumbles son el día a día de los Eagles. Y nuestra defensa contra la carrera va a tener muchos regalos hoy. Ganador: Tampa Bay.

Philadelphia contra el pase de Tampa Bay: La defensa contra el pase de Eagles es mala (la 29th) Se nota la ausencia de Rodgers Cromartie o Asomugha, grandes talentos de Eagles hasta ahora. Y a pesar de que nuestro ataque por el aire brillaba por su ausencia, creo que Glennon tendrá oportunidad de hacer daño. Ganador: Tampa Bay.

Philadelphia contra la carrera de Tampa Bay: Los Eagles están permitiendo algo más de 100 yardas por partido en el juego terrestre. Ese es el dato bueno, el malo, que Tampa no es lo mismo en carrera que el año pasado, no estamos consiguiendo que la línea ofensiva funcione. Ganador: Empate.

En conclusión, los Eagles no son un buen equipo, son mejores en ataque que en defensa. Y ahí estará la clave, si conseguimos anotar y la nuestra defensa no está el 80% del tiempo en el campo, podremos encontrar el camino de la victoria.

Y hasta aquí nuestra pequeña previa. Ahora nuestra quiniela!!





Este es nuestro magnífico staff en twitter: 
Bucs en Español: @Bucs_Es
Dani Galiana:  @dgaliana
Cristian Bareto: @fleder
Javier G.G Lubchenko: @JavierG34
Alfonso Colmenar: @StendhalSpain

Cualquier ayuda, colaboración, opinión o sugerencia será bien recibida. Go Bucs!!

Y recordad que en breve tendréis noticias del nuevo PODCAST DE @BUCS_ES , esperamos que os guste!




* Fe de erratas: Se corrigen un par de erratas. Eagles no van 0-4 y sí 2-3. Giants un 0-6 en lugar de 0-5. Y Vick podría jugar, tras ser game time decision. Disculpas.


sábado, 5 de octubre de 2013

Cinco puntos claves: Septiembre

Vamos a poner un poco de optimismo en la foto al menos
Cuatro partidos, cuatro derrotas. El barco enfrentaba una tormenta dura, pero se intentó pasarla por el medio y fue un fracaso rotundo. El timonel está perdido, el capitán está dando bandazos, las velas no se despliegan correctamente y... bueno, basta con las metáforas marítimas y pongámonos a analizar qué pasó en la franquicia del oeste de la Florida.

Down goes Freeman. 
Y más rápido que la torre de Mordor cuando se hunde el anillo. Repasemos: El domingo antepasado (contra los Patriots) era el QB titular de la franquicia, el miércoles era el suplente, al otro domingo (contra los Cardinals) ni siquiera estuvo en la banda y al siguiente jueves ya era un agente libre. Así de fulminante fue su caída. Todos sabíamos que el hecho de haber elegido al "Flamenco" Glennon con su segundo pick este año nos daba la pauta de que no había demasiada confianza en el #5 en el staff. Y que este año era "boom or bust" para él. Fue bust, y muy rápido. Las formas en las que se fue y el sueldo que debe cobrar este año hicieron prácticamente imposible que cualquier equipo nos diera ni siquiera una séptima ronda por él. Gracias por todo, Josh, y buena suerte.

Mucho ruido y pocas nueces. 
El nuevo QB, Glennon, no lo hizo tan mal en su debut, hasta que le pidieron que empiece a pasar para ganar el partido y lo terminó entregando. Pero además de eso, la ofensiva, que supuestamente era el punto fuerte del equipo, no termina de arrancar. La línea ofensiva, que tiene tres ProBowlers, no puede abrir huecos para la carrera. Los receptores son Jackson, Williams y... nada más. Tim Wright está muy verde aún y tuvimos que volver a firmar a Tiquan Underwood porque Kevin Ogletree no da ninguna seguridad en el slot. Los TE, bueno, dejémoslos ahí, que no quiero ponerme peor. Los corredores, bueno, Doug Martin es bueno, pero está siendo sobreutilizado. Jeff Demps mostró un poco de velocidad en su end-around y nada más.

Once contra el mundo.
No le tenía fe a Bill Sheridan, pero lo que está logrando con esta unidad es muy bueno. Le falta un poco de pass-rush por parte la línea, quizás, y a pesar de ello la defensa sostiene al equipo y su esfuerzo hace que esto no sea un completo desastre. Darrelle Revis tuvo buenos partidos, aunque se comió con patatas el amague doble de Fitzgerald en el TD de Arizona el pasado domingo. Dashon Goldson juega fuerte, casi al límite de la suspensión y Mark Barron cumplió con su labor hasta que se lesionó. Gerald McCoy está teniendo un nivel supremo, ¿será el LeeRoy Selmon del nuevo milenio? Y después hay muy poco más que destacar.

Al filo de la cornisa.
Todo lo que se filtró del caso Freeman sobre sus problemas de drogas, atención y de actitud, nos hablan de que el vestuario está dividido: Schiano y su gente parecen haber perdido el control sobre el mismo y el respeto de los jugadores. Su estilo no caló entre los hombres y la forma en la que se deshizo de varios jugadores, no sólo el muchacho del afro (Winslow, Black y otros nombres) hacen que su asiento esté realmente en juego. La pregunta es si cambiar de coach cada dos años es realmente la mejor manera de crear una franquicia no ganadora, sino al menos que vuelva a playoffs por primera vez desde 2007. Schiano dijo que los Bucs eran el hazmerreír de la liga cuando lo contrataron a él... y parece que en vez del traje, él se presentó con un uniforme de payaso.

Un futuro apocalíptico.
Con Bills, Philadelphia, Detroit, la poderosa NFC West (qué raro decir esto...) y el resto de los partidos de la división por delante, es difícil ver que Tampa revierta su actual récord. Lo cual debería ser suficiente para ver eyectado de su asiento a Greg Schiano a fin de año. Recordemos que los Glazer no son muy afectos a los cambios repentinos a mitad de año, aún sabiendo que no había otra salida (caso Morris). La pregunta es si esta vez la purga alcanzará también al GM Mark Dominik. Y cuáles serán los candidatos más potables para el puesto en 2014. También vale mencionar que un pick tempranero nos podría dar la opción de alcanzar un buen prospecto en el draft. ¿Vendrá un nuevo QB? Yo creo que este equipo no necesita una reconstrucción "a lo Cleveland". Podemos partir de la base que dan Martin, McCoy, David, Revis, Jackson. Pero eso quedará en la mente del futuro HC...

Espero que el barco se enderece de una vez,
Fleder.-

martes, 1 de octubre de 2013

Buccaneers 10 - 13 Cardinals: El partido de la suite

Imagen de Mike 'Flamenco' Glennon en su segunda INT.

No voy a hablar del tema Freeman porque lo que nos ocupa son nuestros Bucs y el partido contra Arizona. ¡JAJA...! Qué coño. Sí lo voy a hacer. Y más cuando el partido se puede resumir con un maldito copy-paste de las dos primeras jornadas de la NFL. Pero esta vez con Glennon.

El Flamenco, designado así por el gran @jlgblanco, tuvo un buen partido. Primer partido de titular en la NFL y con la absoluta desaparición del juego terrestre de Tampa, pudo aguantar el partido. Pero así como la defensa, se vino abajo en el último cuarto. En ese tiempo los Bucs no encajarían ningún punto y sólo harían 10. Pero los errores de Glennon, típicos y comprensibles en un rookie, y el fumble de Doug Martin dieron la situación de campo ideal para que Arizona anotara 13 puntos. Mucha gente tras el partido ha argumentado "¡Eh! pero si pones a Glennon y hace lo mismo que Freeman". Sí, ha hecho lo mismo. Pero uno lleva jugando cinco años en la liga y otro un maldito partido. ¿Dónde está la paciencia? 
De la defensa poco más que elogios. Tenemos una defensa top-10 que el ataque desaprovecha constantemente. Pero bueno, los Buccaneers fan más antiguos ya estarán acostumbrados a eso, ¿no?

Si alguien ha llegado hasta aquí y se pregunta... ¿porqué jugó Glennon? Pues mira, déjame explicarte:

El Lunes en rueda de prensa Greg Schiano se reafirmó en que Josh Freeman era su QB y que le daba la mejor oportunidad para ganar. Después de un partido duro contra New England, mucha gente pedía su cabeza. Y la tuvieron el Miércoles. El QB del Lunes de Greg Schiano pasó a ser el QB2 el Miércoles. Como siempre, el head coach con la verdad por delante. El rookie Mike Glennon sería el starter en su lugar. Josh, al enterarse, pidió inmediatamente un trade.

Hasta aquí, vale. Nadie le iba a echar en cara a Greg Schiano sentar a un hombre que estaba destinado a ello. Los motivos deportivos eran suficientes y con eso la gente ya hubiese accedido de plena gana al cambio.

Pero resulta que en realidad Freeman no era el QB2, sino el QB3, el inactivo. El que ve el partido desde la suite del campo. El que se está zampando TacoBells o Bollicaos con el aire acondicionado mientras ve a su equipo (aunque no todos los inactivos lo hagan). Pero, ¿porqué?

Aquí es donde viene el tema delicado. Curiosamente, antes del partido salieron reportes sobre la ausencia de Josh Freeman en las reuniones de equipo. ¡Uh! Qué raro, ¿no? Ni que fuera aposta. Pero espera, debe ser algo casual... Freeman también faltó a la foto de equipo porque se durmió. Uhm... No fue nombrado capitán porque supuestamente el HC boicoteo la votación... Madre mía, y también se ha inscrito en el programa oficial de drogas de la NFL (sufre TDAH)... ¡Uf! Cuantas cosas. ¿Así como vas a querer tradear al muchacho? ¿Si tienes motivos más que suficientes para sentar a un jugador que no está rindiendo para qué tienes que echar mierda sobre él? ¿Porqué cuando no renovaste a Michael Bennett dijiste que sufría una lesión en la espalda que le impedía rendir al 100%? ¿Porqué no hay un sólo jugador que se va de Tampa y hable bien de tí?

Señores. El tema Freeman va a traer mucha, pero que mucha, cola. No me sorprendería ver a Schiano filtrando información aunque no tenga sentido. Pero el divorcio en esa relación era más que evidente. Y ya sabemos lo cafre que puede llegar a ser Greg Schiano. Es totalmente cierto que la actitud de Freeman con el equipo ha sido absolutamente pésima. Y lo dice uno que confiaba en él. Que esperaba que pudiese triunfar aquí. Nunca lo he escondido. Pero la forma cómo se está llevando el tema... da pena.

Y, para variar, el máximo afectado de esta patraña es el equipo. Lo que nos queda...