CUENTA ATRÁS PARA LA GRAN NOVEDAD

sábado, 5 de octubre de 2013

Cinco puntos claves: Septiembre

Vamos a poner un poco de optimismo en la foto al menos
Cuatro partidos, cuatro derrotas. El barco enfrentaba una tormenta dura, pero se intentó pasarla por el medio y fue un fracaso rotundo. El timonel está perdido, el capitán está dando bandazos, las velas no se despliegan correctamente y... bueno, basta con las metáforas marítimas y pongámonos a analizar qué pasó en la franquicia del oeste de la Florida.

Down goes Freeman. 
Y más rápido que la torre de Mordor cuando se hunde el anillo. Repasemos: El domingo antepasado (contra los Patriots) era el QB titular de la franquicia, el miércoles era el suplente, al otro domingo (contra los Cardinals) ni siquiera estuvo en la banda y al siguiente jueves ya era un agente libre. Así de fulminante fue su caída. Todos sabíamos que el hecho de haber elegido al "Flamenco" Glennon con su segundo pick este año nos daba la pauta de que no había demasiada confianza en el #5 en el staff. Y que este año era "boom or bust" para él. Fue bust, y muy rápido. Las formas en las que se fue y el sueldo que debe cobrar este año hicieron prácticamente imposible que cualquier equipo nos diera ni siquiera una séptima ronda por él. Gracias por todo, Josh, y buena suerte.

Mucho ruido y pocas nueces. 
El nuevo QB, Glennon, no lo hizo tan mal en su debut, hasta que le pidieron que empiece a pasar para ganar el partido y lo terminó entregando. Pero además de eso, la ofensiva, que supuestamente era el punto fuerte del equipo, no termina de arrancar. La línea ofensiva, que tiene tres ProBowlers, no puede abrir huecos para la carrera. Los receptores son Jackson, Williams y... nada más. Tim Wright está muy verde aún y tuvimos que volver a firmar a Tiquan Underwood porque Kevin Ogletree no da ninguna seguridad en el slot. Los TE, bueno, dejémoslos ahí, que no quiero ponerme peor. Los corredores, bueno, Doug Martin es bueno, pero está siendo sobreutilizado. Jeff Demps mostró un poco de velocidad en su end-around y nada más.

Once contra el mundo.
No le tenía fe a Bill Sheridan, pero lo que está logrando con esta unidad es muy bueno. Le falta un poco de pass-rush por parte la línea, quizás, y a pesar de ello la defensa sostiene al equipo y su esfuerzo hace que esto no sea un completo desastre. Darrelle Revis tuvo buenos partidos, aunque se comió con patatas el amague doble de Fitzgerald en el TD de Arizona el pasado domingo. Dashon Goldson juega fuerte, casi al límite de la suspensión y Mark Barron cumplió con su labor hasta que se lesionó. Gerald McCoy está teniendo un nivel supremo, ¿será el LeeRoy Selmon del nuevo milenio? Y después hay muy poco más que destacar.

Al filo de la cornisa.
Todo lo que se filtró del caso Freeman sobre sus problemas de drogas, atención y de actitud, nos hablan de que el vestuario está dividido: Schiano y su gente parecen haber perdido el control sobre el mismo y el respeto de los jugadores. Su estilo no caló entre los hombres y la forma en la que se deshizo de varios jugadores, no sólo el muchacho del afro (Winslow, Black y otros nombres) hacen que su asiento esté realmente en juego. La pregunta es si cambiar de coach cada dos años es realmente la mejor manera de crear una franquicia no ganadora, sino al menos que vuelva a playoffs por primera vez desde 2007. Schiano dijo que los Bucs eran el hazmerreír de la liga cuando lo contrataron a él... y parece que en vez del traje, él se presentó con un uniforme de payaso.

Un futuro apocalíptico.
Con Bills, Philadelphia, Detroit, la poderosa NFC West (qué raro decir esto...) y el resto de los partidos de la división por delante, es difícil ver que Tampa revierta su actual récord. Lo cual debería ser suficiente para ver eyectado de su asiento a Greg Schiano a fin de año. Recordemos que los Glazer no son muy afectos a los cambios repentinos a mitad de año, aún sabiendo que no había otra salida (caso Morris). La pregunta es si esta vez la purga alcanzará también al GM Mark Dominik. Y cuáles serán los candidatos más potables para el puesto en 2014. También vale mencionar que un pick tempranero nos podría dar la opción de alcanzar un buen prospecto en el draft. ¿Vendrá un nuevo QB? Yo creo que este equipo no necesita una reconstrucción "a lo Cleveland". Podemos partir de la base que dan Martin, McCoy, David, Revis, Jackson. Pero eso quedará en la mente del futuro HC...

Espero que el barco se enderece de una vez,
Fleder.-

1 comentario:

  1. Le voy a dar el "chance" al coach d la temp. 2014 soy paciente y he de reconocer que en mas de las ocasiones hemos sido un team "perdedor" pero con 3 años en la liga ni uno mas o s ven resultado y buen juego o al p. calle no tiene excusas el team tiene calidad basta ver el roster d acuerdo q no s pueden tener 54 jugadores d calidad pero dispone d un abanico q ya qisieran muchos team´s en la NFL, m da q insisto la NFL l viene grande esto no es la NCAA aqi hay muchos egos y muchos $ en juego.... Yo ya hace tiempo q m vengo qejando dl GM y hay s ven los resultados... tenemos un puzzle d buenas piezas qien sera el coach q las ponga todas juntas a jugar...

    ResponderEliminar