CUENTA ATRÁS PARA LA GRAN NOVEDAD

domingo, 17 de mayo de 2015

¡Al abordaje!: Luz en la oscuridad

Pese a la mala temporada Lovie Smith puede rescatar aspectos positivos

Si podemos definir la primera temporada de Lovie Smith como head coach de los Tampa Bay Buccaneers es de decepcionante. La lamentable actuación final de Greg Schiano no se vio mejorada por un head coach con gran experiencia y éxito en la liga. En venideras entregas podemos desengranar con cierta precisión el porqué del fracaso de la primera temporada, pero hoy hemos venido aquí a ser optimistas. Porque aunque el año haya resultado ser un fiasco, podemos ver luz en la oscuridad.

En este caso, siempre podemos diferenciar entre los jugadores que siempre cumplen y los que son una sorpresa para la afición. A qué equipo no le gusta ver destacar a una sexta o séptima ronda, o fichar a cualquier jugador en waivers porque no rendía en otro equipo y en el tuyo sí. Pues sí, eso también ha pasado este año en Tampa Bay. 

Algunos jugadores siempre están ahí, en cualquier partido y dando la cara por el equipo en cualquier situación. En esta ocasión hablo de Gerald McCoy. La gran estrella de Tampa Bay ha sido único jugador que ha afrontado las críticas más severas de los fans, incluso desde su cuenta de Twitter. Siempre con una sonrisa en la cara, cumple dentro y fuera del campo. La web Pro Football Focus lo nombró el año pasado número 4 de su Top 101 de jugadores y éste el número 34. La renovación de McCoy fue la mejor noticia en todo el año para los Buccaneers. Sigue así, Gerald. 

Gerald McCoy, la verdadera cara de la franquicia

Sería injusto si no mencionara a otro gran valuarte de la defensa: Lavonte David. Seleccionado en la segunda ronda del primer Draft de Greg Schiano, se ha convertido en uno de los mejores linebackers  exteriores de 4-3 de la liga. 

Pero qué sería del fútbol americano si no apareciese ese típico jugador, que trabaja duro todos los días, no para convertirse en el mejor, sino para ganarse un puesto en un equipo de la NFL. Que acaba en el Training Camp de seis o siete equipos y que, por fin, acaba en un equipo que sabe sacarle lo mejor de él y, encima, termina siendo clave. Cómo nos gustan estas historias. Pues en Tampa Bay tenemos dos ejemplos claros de ello: Jacquies Smith y Danny Lansanah.

El bueno de Danny ha sido miembro de los Miami Dolphins, Detroit Lions y New York Jets después de entrar en la liga firmando como undrafted con los Green Bay Packers en 2008. No sólo eso, sino que a sus 29 años también jugó en los Hartfold Colonials y los Las Vegas Locomotives, ambos equipos de la extinta UFL. El año pasado apareció un partido con los Bucs, pero ha destacado de una manera considerable esta temporada con 83 placajes, tres intercepciones (dos retornadas para touchdown) y un sack y medio. Danny ha conseguido encontrar un sitio donde le han sabido utilizar. Tras pasar por seis equipos, los Bucs de Lovie Smith han encontrado en Lansanah un gran linebacker. Pese a todo, veremos que papel juega finalmente en la próxima temporada con la incoporación vía Draft de Kwon Alexander

Jacquies Smith ha resultado ser el mejor pass rusher exterior de los Bucs.

Cortado por los Buffalo Bills en la primera semana de la presente temporada regular e incorporado justamente en la siguiente por los Bucs de Lovie Smith. Jugador testimonial de los Miami Dolphins, Hamilton Tiger-Cats (CFL), New York Jets y Buffallo Bills. Jacquies Smith se ha ganado un puesto en el equipo titular después de ganarle la partida a William Gholston y conseguir 17 placajes y 6.5 sacks en 15 partido. En un principio, fue una incorporación para mejorar la rotación de los defensive end, pero acabó ganandose la titularidad por su gran juego. Añadió parte del pass rush exterior que los Bucs necesitan y ahora, presumiblemente, formará línea defensiva junto a Gerald McCoy, Clinton McDonald y George Johnson. 

También podemos destacar otros nombres como Mike Evans o Brandon McDougald. Qué podemos esperar de una primera ronda, ¿no?. El receptor de Texas A&M ha resultado ser el relevo perfecto a Vincent Jackson y ha sido la única alegría del ataque en esta pobre temporada. McDougald ha acabado por ganarle el puesto al sobrevalorado Dashon Goldson y ambos, de buen seguro, tendrán un gran papel en las próximas temporadas. 

Ah, por cierto. Queda poco para la sorpresa. ¿Hype?

No hay comentarios:

Publicar un comentario