CUENTA ATRÁS PARA LA GRAN NOVEDAD

domingo, 24 de mayo de 2015

¡Al abordaje!: Los males del primer año de Lovie (parte 1)

Jason Licht fue contratado bajo la supervisión de Lovie Smith como General Manager

La semana pasada hicimos un repaso a los jugadores que, de alguna manera, dieron la cara por el equipo en una lamentable temporada. La llegada de un experimentado entrenador como Lovie Smith hacía presagiar un vuelco a la franquicia tras la turbulenta estancia de Greg Schiano en el cargo. Ya sabéis como acabó. La decepción no sólo vino en los primeros partidos sino que antes de mitad de temporada ya se estaba hablando de selecciones del Draft. 
¿Acaso somos nosotros que nos venimos muy arriba rápidamente? Puede ser. Aún así, en la presentación de Lovie Smith y del mismo Jason Licht encontramos un discurso algo extraño. Smith se cubría las espaldas en numerosas ocasiones aclarando que el equipo que él cogía acabó con 4-12 la temporada anterior. Pese a todo, nos recitaba una y otra vez, lo importante que es el 'ganar ya' para la franquicia. Y para él.

¿Se puede empeorar una temporada de Greg Schiano? Sí. Lo acabamos de vivir. Pero, ¿cómo se llega a tal situación? Vamos a repasarlo en varias partes. Hoy, las transacciones de la offseason

Lovie Smith es contratado por la familia Glazer tras un año donde Greg Schiano es capaz de juntar MRSA, el despido de su QB titular tras peleas varias y no ganar los primeros ocho partidos de la temporada. Era un cambio lógico. Lovie Smith conocía la franquicia, era un entrenador experimentado en la liga y no iba a causar problemas como los de Schiano. Al ser contratado, Lovie Smith pide tener la palabra para contratar a quien va a estar con él, codo con codo, confeccionando la plantilla: el General Manager. Así, Smith terminó por contratar a Jason Licht, con un gran recorrido en franquicias de éxito. Juntos, mano a mano, empezaron a examinar la plantilla.

"Seguimos perdiendo pero luego le echo un ojo a mi contrato y se me pasa" - Darrelle Revis, en algún momento de su paso por Tampa Bay.

La mera contratación de Lovie Smith fue la causa de unos fundados rumores del futuro de Darrelle Revis. En un trade con los Jets, los Bucs entregaron la primera ronda de ese año y una cuarta opcional, que finalmente no se entregó. ¿Porqué? Los Bucs despidieron al cornerback de 16 millones al año días antes de se hiciera efectiva esa entrega. Fue la primera gran decisión del dúo Smith-Licht. Si bien es cierto que Revis se estaba recuperando de una grave lesión, la poca sinergía con el sistema defensivo de Lovie Smith lo hacían prescindible. Además de ahorrar un gran número de dinero para contratar a más jugadores. ¿Parece hasta razonable verdad? Sí, lo es. ¿Alguien se acuerda a quien fichó el Barça tras el millonario traspaso de Figo al Real Madrid? Pues eso. Si despides a alguien tan bueno para tener dinero, será mejor que tengas un buen plan para usar ese dinero. Revis acabó en New England para ganar el anillo. No está mal, el cambio.

Esto no queda aquí. Para mí, hay otro punto clave en cuanto a las bajas del equipo. Licht y Smith vieron que el juego de la línea ofensiva no era el idóneo y como les parecía mal, pero mal mal, decidieron hacer una renovación completa. Donald Penn fue despedido tras entrar como undrafted free rookie y pasar nueve años en Tampa Bay, ganandose una Pro Bowl. Fuera LT. Carl Nicks, infectado de MRSA, y Davin Joseph que arrastraba lesiones, pa' la calle. Fuera los dos G. Y, por último, Jeremy Zuttah, un tío que cumplía de G y de C, fue traspasado por una cuarta ronda a los Ravens. Firmó un buen contrato el año anterior, pero me cuesta creer que ese fuera el motivo. Yo aún no lo entiendo. Así que, sólo sobrevivió uno: Demar Dotson. Pero si decides despedir a cuatro de tus cinco líneas para rejuvenecerla, será mejor que tengas un buen plan para sustituirlos. 

¿Porqué tenían un puto plan verdad?

No podemos asegurar que Michael Johnson llegase a sudar en algún partido

Sí. Todo el mundo tiene un plan pero que salga bien es otra cosa. El sustituto de Darrelle Revis fue Alterraun Verner. Un jugador con experiencia en la Tampa-2 de Lovie Smith. Posiblemente el único agente libre contratado en el primer año de Lovie Smith junto a Clinton McDonald que ha jugado bien esta temporada. Cosa complicada, por lo que parece. Para destacar el fiasco de esta agencia libre nos tenemos que fijar en tres jugadores: Anthony Collins, Michael Johnson y Josh McCown.
Collins hizo una gran media temporada con los Bengals. No permitió ningún sack en los seis partidos que jugó como titular y parece ser que eso fue suficiente para los Bucs para contratar al LT por cinco años. Acabó inactivo en los últimos partidos de la temporada sin lesión alguna. Ya ha sido cortado. Michael Johnson era la ayuda en el pass rush para que la línea de Tampa Bay despegara de una vez por todas. Los Bucs también lo firmaron por cinco años. Posiblemente uno de los jugadores más vagos que he visto jugar a football. Consiguió cuatro sacks, acabó siendo suplente y ya ha sido cortado. Una cosa similar a la de Collins pasó con el QB Josh McCown. Sustituyó al final de temporada a Jay Cutler y realizó unos partidos más que destacables que le valieron firmar un contrato de dos años en Tampa Bay. No mejoró a 'flamenco' Glennon y ni a nadie. También ha sido cortado.
Ya puede Figo dejar una millonada en las arcas del club, pero si fichas a Overmars y Petit, mal vamos. 

Para más inri, a mitad de la pretemporada, Lovie Smith se da cuenta que el juego interior de la línea ofensiva, con Evan Dietrich-Smith y Oniel Cousins recién contratados, es una basura. ¿Echaban ya de menos a Jeremy Zuttah? Estoy bastante seguro de ello. La cuarta ronda ganada de su traspaso a Ravens fue utilizada para contratar a Logan Mankins, un gran jugador, pero con 33 años. 

Todo un planazo, vaya.

Con semejante offseason es complicado que las cosas salgan bien. Puedes ejecutar un plan, y ese plan puede tener cierta base, pero en el mismo momento en el que casi todos los elementos de ese plan se vienen a bajo, sabes que tu temporada será un caos. Y no sólo es culpa de los jugadores. Licht y Smith se fijaron en unos jugadores que habían destacado muy poco tiempo pero que, en realidad, no habían demostrado nada. ¿Y haces que sean la base de tu equipo? Arriesgado, cuanto menos. 

En fin, si sólo fuera esto lo que falló el año pasado... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario