CUENTA ATRÁS PARA LA GRAN NOVEDAD

martes, 27 de agosto de 2013

Previa 2013: Ataque



Una vez más, arrancamos este espacio con un resumen de lo que fue la temporada pasada para Tampa.

Ataque

MVP ATAQUE
RB 22. DOUG MARTIN

Si hace varios años, a cualquier fanático de Tampa le decían que los Bucs tendrían un equipo que ganaría los partidos del lado ofensivo del balón, las carcajadas inundarían el ambiente. Sin embargo, en 2012 lo mejor de la franquicia fue el ataque. (Esto viene desde hace dos años y seguimos en la misma temática. Vale entonces, dejarlo con esa salvedad). Mike Sullivan le ha dado un poco más de color a la ofensiva, pero los problemas de consistencia siguen.
Josh Freeman ha tenido una temporada mediocre, tuvo buenos partidos, pero al igual que el equipo, se cayó mucho sobre el final. Mike Glennon, elegido en tercera ronda este año, es un QB de similares características y podría ser el elegido de Schiano si el #5 no se destaca de aquí en adelante. Dan Orlovsky completa el trío de quarterbacks, con pocas chances de jugar. El “Freeman or bust” con el que cerramos el año pasado está cada vez más lejano, el muchacho del afro debe saber que este es un año clave para su futuro, con un HC que lo respaldó, pero que sabe internamente que no es el QB que habría querido tener.
La línea ofensiva en 2012 se estabilizó sin brillar. Parecía que con la adición de Carl Nicks y la emergencia de Davin Joseph, iba a ser una unidad dominante. Pero ambos se lesionaron y tuvieron que aparecer los parches (Jamon Meredith, Ted Larsen, Demar Dotson). El buen éxito de la unidad se debió una vez más a la solidez de Donald Penn, que tuvo grandes partidos (claro ejemplo el TNF contra Jared Allen) y a que el equipo recargó su ofensiva sobre él y sobre Jeremy Zuttah. Este año el equipo se trajo a Gabe Carimi de Chicago para añadir profundidad a la línea y se espera que las lesiones sean más benignas. Como verán, y para alegría de los muchos fans, no hemos mencionado a Jeremy Trueblood aún, porque perdió la titularidad en Septiembre y no volverá con el equipo. Así la 1ª unidad de la OL podría formarse con Zuttah como center, escoltado por Joseph a la derecha y Nicks a la izquierda,  con Dotson como tackle derecho y Penn como tackle izquierdo.
El año pasado decíamos que la titularidad de LeGarrette Blount era muy endeble. Y lo fue más cuando Doug Martin se adueñó del puesto desde la primera semana y puso números espectaculares para un corredor de la franquicia. Tan sólo James Wilder pudo superar lo que hizo este año el diminuto #22. Blount fue cambiado a los Patriots y cuando parecía que detrás del “Muscle Hamster” sólo habrían dos jugadores sin acarreos como Michael Smith y Mike James, Peyton Hillis firmó un contrato por un año. Jeff Demps podría tener alguna chance en el PS y no apostaría dinero por Brian Leonard. En los fullbacks, Erik Lorig es un jugador cumplidor y debería tener lugar en el roster sin mayores problemas.
En cuanto a los wide receivers , el año mejoró muchísimo. Vincent Jackson demostró por qué lo trajeron. Una gran temporada, no sólo desde sus números propios, sino también ayudando a Mike Williams a librarse de las dobles coberturas que lo habían tenido a maltraer en 2011 y poner mejores números. Después de ellos dos, la nada. Sólo las 28 recepciones de Tiquan Underwood, cada vez más consolidado en el lugar de slot receiver. Kevin Ogletree y Derek Hagan son las dos nuevas caras del equipo, veteranos con cierta experiencia. El resto son jóvenes con mucho por demostrar y poco bagaje a sus espaldas.
Por el lado de los tight ends, Dallas Clark tuvo una temporada decente como receptor y Luke Stocker empezó a mostrar señales de que puede ser un bloqueador potable. Muy poco para una posición que empieza a ganar importancia en los esquemas ofensivos alrededor de la liga, además que el exIndianapolis ya fue cortado. Por ello Tampa trajo a Tom Crabtree de los Packers y a Zach Miller de los Jaguars para darle competición a la zona, además de probar a Visanthe Shiancoe, exMinnesota. Sigue siendo una posición olvidada en el esquema.

Fleder.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario