CUENTA ATRÁS PARA LA GRAN NOVEDAD

martes, 19 de noviembre de 2013

Recap: Buccaneers 41-28 Falcons

Otra más. Tampa Bay ganó su segundo partido ante un rival directo por las posiciones del Draft y lleno de bajas. En este post, como será habitual de ahora en adelante analizaremos en profundidad lo que nos dejó el partido y sus consecuencias. Comienzan los 'Recap' en Buccaneers en español. Bienvenidos sean.


 
Gerald McCoy fue imparable para la línea ofensiva de Falcons.

Tampa Bay pasó por encima de Atlanta

Poco a poco nos vamos acostumbrando a esta sensación de ganar. Eso que llaman ahora #palotismo. El pasado partido fue uno de esos donde las cosas se pueden torcer de mala manera si encadenas varios errores tontos. Y los equipos mediocres siempre cometen errores de ese tipo. Esta vez los Bucs no fueron el equipo mediocre.

Tampa Bay hizo un encuentro casi perfecto en la primera mitad. Gerald McCoy, con su mejor partido como Buccaneer, paró a Atlanta en los inicios del partido en un drive que se acercaba peligrosamente a la End Zone. Dos sacks seguidos y otro en momentos posteriores (tercer DT de la franquicia que consigue tres sacks) del partido confirman que su estado de forma es bestial y que seguramente sume su segunda Pro Bowl este año. Con el gran despliege defensivo por parte de los Bucs, Falcons sólo podía anotar por medio de FGs lejanos (46 y 49 yds). Como siempre, la defensa estaba tirando del carro. Pero en esta ocasión el ataque se sumó a la fiesta. 
Brian Leonard sería el sustituto de Mike James. El rookie deslumbró ante Seahawks con un auténtico partidazo y se lesionó tras un buen primer drive contra Dolphins. Sabemos de la experiencia de Brian Leonard como RB especialista en tercer down pero teníamos la intriga si podría llevar el peso del partido. No fue así. Tal como dijo Greg Schiano, Brian Leonard y Bobby Rainey se repartirían el tiempo de partido. Bueno, al menos al principio. Schiano al ver el estado de gracia de Rainey éste acabo con 30 carries por 4 de Leonard. Así, Rainey acabó como featured back y Leonard como lo que es: 3rd down back. En ataque, Bobby Rainey no fue el único que brilló. Vincent Jackson, criticado por un servidor y @JavierG34, dejó de soltar balones y Mike Glennon supo buscarle. Con este panorama VJax (165 yds, 1 TD) acabó con otro gran partido ante Falcons y Flamenco (20 de 23, 231yds, 2 TD) está haciendo dudar a muchos aficionados si es necesario draftear a un QB.

Así, el resultado al medio tiempo era de 28-6. La duda sobre la respuesta del equipo en la segunda mitad era una incógnita. ¿Habría bajón como las dos últimas semanas? No, no lo hubo. Greg Schiano siguió apretando el pedal del acelerador hasta bien entrado el último cuarto. En el mismo momento en que Atlanta puso a sus suplentes dentro del campo. Aún así, se vieron errores del pasado. El equipo acumuló 11 penalizaciones para 121 yardas. Muchas de ellas en jugadas totalmente evitables. Además con la defensa suplente en el campo, los Falcons anotaron 15 puntos en cuestión de minutos. No es una gran forma de demostrar al coach que puedes jugar en el equipo. Pese a todo, partido casi redondo de los Buccaneers con el que suman una nueva victoria.  

MVP del partido

Bobby Rainey 
30 carries para 163 yardas (5.4) y 2 TD
2 recepciones para 4 yardas y 1 TD
0 de 1 pases intentados

También contemplados: Vincent Jackson, Gerald McCoy y Mike Glennon.

Greg Schiano aguantando el tipo


Estas dos victorias le han como agua de mayo a Greg Schiano. Lo que necesitaba esta afición y este equipo era ganar un partido para crear una dinámica positiva. No es casual que hayan empezado a salir algunas voces que hablan de la continuidad de Schiano, cosa que hace un mes era impensable. Todos recordamos las pancartas que inundaron el partido contra Panthers o los postes informativos que alquiló la emisora de radio local para propagar el "Fire Schiano" por toda la ciudad de Tampa. Curiosamente, las webs que estaban pidiendo la cabeza de Schiano ahora hablan de una recuperación. Estáis viendo lo que han provocado dos victorias seguidas. 

Lo hemos dicho muchas veces. Los Glazers no son de echar a alguien en mitad de la temporada. No ha pasado. No va a pasar. Y es posible que hayan dado en el clavo. Es un hecho que Schiano ha perdido los primeros ocho partidos de la temporada y que ahora empieza a ganar. Pero la sensación que transmite desde fuera es que el mismo Greg ha cambiado su forma de entrenar. Seguramente viendo que los métodos de represión que utilizaba (como dijo el exBuc Michael Bennett con más o menos acierto: "parece Cuba") no eran útiles para conseguir la victoria, ahora ha pasado a entrenar de una forma mucho más relajada. Con un playcalling puñetero con muchas jugadas de pillería de high school o college. Con unos Special Teams que aportan más que tres puntos o buena posición de campo. Con una defensa que provoca turnovers. Y con un ataque que encuentra RBs de las piedras. Nuestro colaborador @JavierG34 comentó sobre este aspecto. La victoria contra Dolphins parece que ha servido para ver un Schiano que ha encontrado la forma de llevar al equipo. No sabemos si es demasiado tarde o sólo es algo pasajero. Pero lo que hace un mes se veía como obvio, la salida de Schiano del equipo, ahora es una duda. 

Earnest Byner, el hombre

Y todo el mérito de esta temporada, pase lo que pase, se lo lleva este hombre. Es el coach de RBs de Tampa Bay y su trabajo está siendo bestial. Gran parte del éxito de los corredores en los Bucs es gracias a él. No me las voy a dar de entendido como algunos y voy a sacar de nuestra adorada wikipedia algunos datos que os puede esclarecer la grandeza de este coach.

Byner fue fullback en la universidad de East Carolina por allá principios de los años 80. En el 98 le incluyeron en el Hall of Fame de la universidad y fue pickeado por los Cleveland Browns en décima ronda en el 84 para acabar su carrera en el 97 en los Baltimore Ravens. Fue un jugador muy productivo y tiene en su haber dos Pro Bowl y la Super Bowl XXVI. Un año después de su retirada se inició en el coaching para entrenar a los Titans en la temporada espectacular de Chris Johnson (CJ2K) y a Jaguars con Maurice Jones-Drew. En 2012 aterrizó en Tampa Bay de la mano de Schiano para manejar al duo Martin-Blount.

No es de sorprender el éxito del coach. Entrenó a Chris Johnson en su mejor temporada y casualmente nunca ha vuelto a ser el mismo. Ahora en Tampa está sacando lo máximo de cada corredor. El año pasado Doug Martin fue a la Pro Bowl con una temporada absolutamente brutal. Pero lo mejor está siendo este año. Mike James, que era el sustituto de Doug Martin, corrió como quiso en casa de la mejor defensa contra la carrera, Seattle, hasta que se lesionó. Jeff Demps tuvo pocas oportunidades de mostrar su rápidez pero cuando lo hizo, deslumbró. Y ahora el éxito de Bobby Rainey es evidente. Todos y cada uno de estos corredores tienen un punto de conexión y es Earnest Byner. Para evidenciar, una vez más, lo importante que es tener un coach competente. 

Well done, mister Byner.

#FlamencoÉlite

Voy a traducir el principio una de las entradas del blog oficial de los Buccaneers pero realmente recomiendo esta otra entrada titulada 'Stat Shots: Bucs-Falcons' como ejemplo del partido de Glennon y los demás jugadores. 
Considera unos números sin un nombre atado y que puedes definirlos de manera tajante de "élite". "QB A" lanza 23 pases, completa un total de 20, lanza para 231 yardas y un par de touchdowns, no es interceptado y recibe un par de sacks bastante insignificantes después de que su equipo se ponga a cuatro touchdowns arriba. El número de rating pasador es de 137.5, la decimotercera mejor marca de la NFL 2013 detrás de grandes actuaciones como las de Tom Brady, Drew Brees, Aaron Rodgers y Peyton Manning. Ese QB A es Mike Glennon.

De tal manera define el blog oficial de Tampa Bay la actuación de Glennon ante Falcons. Poco menos que un partido perfecto y brillante en cuanto a estadísticas. Números de élite. Números de jugador que empieza a ser contemplado como posible QB franquicia. Y que además está rompiendo récords de la franquicia. Cosa que hace ilusión pero que también hizo Freeman y ya sabemos donde está. Vamos a enumerarlos:
  • Mejor rating pasador de un rookie para la franquicia en el que curiosamente él está en segundo lugar (partido ante Seattle, 123.1).
  • Mejor porcentaje de completados de la NFL (!) en 2013 (87%) superando a Peyton Manning (2) y Phillip Rivers (3,4 y 5).
  • Segundo mejor porcentaje de pases completados para un QB de la franquicia, no sólo rookies. Superado únicamente por Vinny Testaverde. 
  • Los 11 touchdowns de Glennon es la mayor marca para un rookie de la franquicia. 
Como vemos, Glennon está jugando a un gran nivel. Con errores de rookie, desde luego. Pero sus actuaciones están haciendo pensar a más de un aficionado sobre su continuidad a las riendas del ataque y la no elección de un QB en las rondas altas del Draft. Veremos. Para empezar, Flamenco debe mantener el nivel. Con esto conseguiría dos cosas. Quizá salvar al coach que le eligió y por ello seguiría siendo el QB titular del equipo. Y la otra, si en todo caso Schiano no siguiese, el próximo entrenador podría contemplarle como opción de QB titular. O incluso en cualquier otro lado. 
Lo cierto es que parece que el cambio de Freeman se demuestra cada vez más que fue acertado. Las maneras fueron de todo menos bonitas. Pero la titularidad de Glennon ha dado al equipo una seguridad que anteriormente con Freeman no había. Si Mike sigue mejorando, quizá y solo quizá, tenemos QB para el año que viene.

La próxima semana viajamos a Detroit para jugar contra Lions. Partido que nos mostrará en qué estado está actualmente la franquicia. ¿Seguirá Bobby Rainey corriendo igual?, ¿Mike Glennon con números similares?, ¿Darrelle Revis parando a Calvin Johnson?, ¿tercera victoria seguida?... muchos interrogantes y un partido. 

Hasta la semana que viene. 
¡GO BUCS!


2 comentarios: