CUENTA ATRÁS PARA LA GRAN NOVEDAD

martes, 17 de septiembre de 2013

Bucs 14 - 16 Saints: It's a Bucs life.

"Tienes curro, Greg. Bueno, de momento."

Tampa Bay Buccaneers empezó a hacer propaganda de su marca todo este verano con la etiqueta #itsabucslife. Podíamos imaginar esa vida de jubilado en Florida, tan gloriosa como decadente. No les ha ido mal, han evitado el blackout televisivo de la zona en el primer partido en casa. Aún así, la etiqueta se les ha vuelto en su contra: It's a Bucs life perder los partidos en el último segundo.

Sí, contra Saints pasó otra vez.

De hecho, todo volvió a pasar otra vez. Greg Schiano asumió la culpa sobre la falta de comunicación e indisciplina de los jugadores con 12 penalizaciones para 103 yardas contra Jets. Supongo que en la rueda de prensa de ayer también. Esta vez no sólo el ataque parecía confundido, sino special teams y defensa. Timeouts absurdos en momentos absurdos por el descontrol absurdo que Greg Schiano parece no remediar. A parte de todo esto diez penalizaciones para 118 yardas. De esas diez penalizaciones de ayer, tres fueron por rudeza innecesaria. Si la memoria no me falla, contra Jets les penalizaron varias veces por la misma causa. Me parece sensacional que tengamos una defensa dura, pero no podemos ser los más tontos de lugar. La NFL está como está y los Bucs deben ajustarse a eso. Quieran o no.

Los problemas seguían con el ataque. Antes del partido se habló de la titularidad de Mike Glennon, cosa bastante impensable. Y no sólo eso, también se habló de que Freeman estaría buscando un trade. Así están las cosas en Tampa, amigos. Con todo lo dicho, Josh Freeman está cada vez más en la cuerda floja. Su juego no demuestra que esté luchando por un contrato, ni siquiera por mantenerse en la NFL. Errático en sus lecturas y en sus pases. Muestra destellos, como siempre, pero muy aislados. Podemos estar ante el final de Josh Freeman de Pewter and Red. Por eso, el ataque movió cadenas gracias a Doug Martin, que al mínimo hueco que le abría la línea ofensiva lo aprovechaba para hacer una buena ganancia de yardas. Mike Williams no apareció en todo el partido y Vincent Jackson atrapó y soltó varios pases decisivos. La ausencia de big plays, tanto aéreos como terrestres es alarmante. Y cuando suceden, la penalización de turno está para dejar las cosas como parecen que deberían ser.

Todo lo contrario con la defensa. Si Tampa Bay no se fue del partido antes fue gracias a ella. Dice Revis que los Bucs deben construir su equipo alrededor de esta D y creo que no le falta razón. Lideran la NFC en sacks. Sí. Decidme cuanto hace que no pasa eso. Son nueve ya los sacks que llevan los Bucs, un tercio de toda la temporada pasada en sólo dos partidos. La línea defensiva sigue incisiva contra la carrera. Los linebackers están demostrando ser unos playmakers con un sack y una intercepción cada uno. Y la secundaria ha mejorado muchísimo pese a ciertos desvarajustes en las coberturas. ¿Es perfecta? Para nada. El bueno de Jimmy Graham llevaba más de 100 yardas al acabar el primer tiempo. Pero en general están mostrando un nivel muy bueno. Es el pequeño rayo de esperanza en Tampa Bay.

Pero ese rayo no fue lo suficientemente fuerte ya que Ryan Lindell se ocupó de destrozarlo con un FG de 43 yardas fallado en el minuto final para asegurar el partido. Lindell le dió la oportunidad de ganar el partido a Brees. Y ya sabemos lo que pasa cuando le das una oportunidad a Drew Brees. Rara vez falla. Y no fue esta.

Pero bueno, como he dicho al principio:

2 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, pero considero que el down previo al FG fue totalmente erróneo; Schiano demostró miedo y falta de confianza en su ofenisiva (no lo culpo)al mandar esa tonta jugada para consumir tiempo y manadar al pateador. No era mejor asegurar otro primero y diez para consumir aún más tiempo y acercar el balón para el FG? Tampa es un desastre en el staff de entrenadores, no sólo en el campo (no cuenta a nuestra HH defensiva)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Si Schiano llega a ser un poco agresivo ofensivamente, cosa que no ha sido desde que ha llegado a Tampa, puede que estuviesemos hablando de otra cosa. El ataque lo pasaba muy mal cuando paraban a Doug Martin en el primer down. Luego a Freeman le costaba remontar y lo consiguió un par de veces, pero a Greg no le pareció acertado...

      Gracias por comentar.

      Eliminar